viernes, 27 de febrero de 2015

Abre las ventanas de tu corazón. Devocional John Piper Solid Joys 08/03

Isaías 42:1-3: "1 He puesto sobre él mi Espíritu;... 3 No quebrará la caña cascada, ni apagará el pábilo que humeare"

Probablemente, las palabra más alentadoras que he escuchado en muchas semanas son las de la profecía de Isaías 42:1-3, acerca de como Jesús usaría su poder espiritual.

¿Te sientes como una "caña cascada"? ¿Te sientes como uno de esos lirios de pascua cuyo tallo ha sido aplastado y la flor se cae hacia el suelo y no tiene jugo? ¿Sientes que tu fe es como una pequeña chispa en lugar de una llama? ¿Que es como ese pequeño punto rojo de ascuas que queda después de soplar las velas de cumpleaños?

¡Ten ánimo! el Espíritu de Cristo es el Espíritu de aliento: No acabará de cortar la flor, ni apagará tu chispa.

Lucas 4:18 dice: "El Espíritu del Señor está sobre mí, Por cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas a los pobres", Malaquías 4:2 dice: "Nacerá el Sol de justicia, y en sus alas traerá salvación", Mateo 11:29 dice: "Soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas", Salmos 27:14 dice: "Aguarda al Señor; Esfuérzate, y aliéntese tu corazón; Sí, espera al Señor".

Puede ser triste para nosotros el ser una chispa en lugar de un fuego llameante. Pero ¡escuchemos! y tengamos ánimo: sí, hay una gran diferencia entre una chispa y un fuego. Pero hay una diferencia infinita entre que haya una chispa y que no haya nada. Una semilla de mostaza (de fe), está infinitamente más cerca de ser una montaña que de no ser una semilla.

Abre la ventana de las promesas de Dios y deja que el Espíritu sople en cada cuarto de tu corazón. El Viento Santo de Dios no va a romper o apagar. Levantará tu cabeza y avivará tu chispa en una llama. Él es el Espíritu de aliento.

Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/open-the-windows-of-your-heart

¿Cómo puedo ser lleno del Espíritu Santo?. Devocional John Piper Solid Joys 07/03

Romanos 15:4: "Porque las cosas que se escribieron antes, para nuestra enseñanza se escribieron, a fin de que por la paciencia y la consolación de las Escrituras, tengamos esperanza"

¿Cómo podemos ser llenos del Espíritu Santo? ¿Cómo podemos experimentar un derramamiento del Espíritu Santo sobre la iglesia que nos llene con una alegría indomable, nos libere y nos fortalezca para amar al prójimo de una forma tan auténtica que lo ganemos para Cristo?

La respuesta es: Meditemos día y noche sobre las promesas incomparables de Dios. Estas promesas nos llenan de esperanza. Como el versículo anterior nos muestra, esa es la forma en la que Pablo mantenía su corazón lleno de esperanza, gozo y amor.

La plena seguridad de la esperanza, viene al meditar en las promesas de la Palabra de Dios. Y esto no contradice la frase que está ocho versículos después, que dice que el Espíritu Santo nos da esperanza (Romanos 15:13). Esto es porque el Espíritu Santo es el autor divino de las Escrituras. No hay contradicción en que la forma de llenarnos de esperanza sea llenándonos con su propia palabra de promesa.

La esperanza no es una emoción vaga que no venga de ninguna parte, como si se tratase de un dolor de estómago. La esperanza es la confianza en que el estupendo futuro que nos promete la Palabra del Espíritu va  a hacerse de verdad realidad. Por tanto, la forma de estar llenos con el Espíritu, es estar llenos con su Palabra, y la forma de tener el poder del Espíritu, es creer las promesas de su Palabra.

Porque es la palabra de promesa la que nos llena con esperanza, y la esperanza con gozo, y el gozo desborda en el poder y la libertad para amar a nuestro prójimo. Y esa es la llenura del Espíritu Santo.

Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/how-can-i-be-filled-with-the-spirit

jueves, 26 de febrero de 2015

Dios atiende al humilde. Devocional John Piper Solid Joys 06/03

Deuteronomio 33:27: "El eterno Dios es tu refugio, Y acá abajo los brazos eternos"
Puede que ahora mismo estés pasando por cosas dolorosas que te están preparando para algún precioso servicio a Jesús y a su pueblo. Cuando alguien cae hasta lo más bajo con un profundo sentimiento de vacío e inutilidad, puede encontrarse conque ha caído hasta la Roca eterna.

Recuerdo una parte deliciosa del Salmo 138 que leímos en los devocionales del desayuno el domingo pasado "Porque Yahweh es excelso, y atiende al humilde".

No puedes caer a ningún sitio tan bajo, desesperado por tus pobres recursos, en el que Dios no te vea y se preocupe por ti. De hecho, Él está ahí abajo esperando recogerte. Como dice Moisés en Deuteronomio 33:27: "El eterno Dios es tu refugio, Y acá abajo los brazos eternos".

Sí, Él nos ve temblando y resbalando. Podría (como tantas veces) agarrarnos antes de alcanzar el fondo. Pero esta vez tiene alguna nueva lección que enseñarnos.

El salmista dijo en Salmos 119:71: "Bueno me es haber sido humillado, Para que aprenda tus estatutos". Él no dice que fuese fácil, divertido, o agradable. Al recordar simplemente dice: "fue bueno para mí".

La semana pasada estuve leyendo un libro escrito por un ministro escocés llamado James Stewart. Decía: "En el servicio del amor, solo los soldados heridos pueden servir". Es por eso que creo que algunos de nosotros estamos siendo preparados ahora mismo para algún precioso servicio de amor. Porque estamos siendo heridos.

No pensemos que nuestras heridas se salen del plan de gracia de Dios. Recordemos su palabra en Deuteronomio 32:39: "Ved ahora que yo, yo soy, Y no hay dioses conmigo; ... Yo hiero, y yo sano".

Que Dios conceda una gracia especial para aquellos que están gimiendo bajo alguna carga. Busca con ganas la nueva ternura del amor que Dios nos está impartiendo incluso ahora mismo.

Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/god-regards-the-lowly

Busca tu gozo en Jesús. Devocional John Piper Solid Joys 05/03

Mateo 23:5-7: "5 Antes, hacen todas sus obras para ser vistos por los hombre ... 6 y aman los primeros asientos en las cenas, y las primeras sillas en las sinagogas,7 y las salutaciones en las plazas, y que los hombres los llamen: Rabí, Rabí"

El picor del amor propio tiene ansias de que la auto aprobación lo rasque. Es decir, si  nuestra alegría es sentirnos autosuficientes, no nos sentiremos satisfechos si los demás no ven o no aplauden nuestra autosuficiencia.

De ahí que Jesús haga esa descripción de los escribas y fariseos en Mateo 23:5-7.

Es irónico. La auto suficiencia debería de liberar a la persona orgullosa de la necesidad de que los demás le alaben, ya que eso es lo que significa "suficiencia". Pero evidentemente, existe un vacío en lo que se suele llamar autosuficiencia.

El yo nunca fue diseñado para satisfacerse en si mismo o para confiar en si mismo. Nunca puede ser suficiente. Solamente somos hechos a imagen de Dios, pero no somos el mismo Dios. Somos sombras, ecos, así que siempre habrá un vacío en el alma que lucha por ser satisfecho con los recursos del yo.

Las ansias vacías por la alabanza de otros, señala el fallo del orgullo y la ausencia de la fe en la gracia continuada de Dios. Jesús vio el terrible efecto de esta comezón por la gloria humana. La nombró en Juan 5:44 cuando dijo "¿Cómo podéis vosotros creer, pues recibís gloria los unos de los otros, y no buscáis la gloria que viene del Dios único?" La respuesta es, no podéis. La comezón por la gloria de otros hace que la fe sea imposible. ¿Por qué?

Porque la fe es estar satisfecho con todo lo que Dios es para nosotros en Jesús, y si nuestra inclinación es obtener la satisfacción para nuestra comezón de la aclamación de otros, nos alejaremos de Jesús.

Pero si nos volvemos de nosotros mismos para buscar la satisfacción (nos arrepentimos), y vamos a JEsús para disfrutar de todo lo que Dios es para nosotros en Él (fe), entonces la comezón será reemplazada por una fuente que salta para vida eterna (Juan 4:14).

Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/look-to-jesus-for-your-joy

Dios se alegra de hacerte bien. Devocional John Piper Solid Joys 04/03

Jeremías 32:40-41 "40 Y haré con ellos pacto eterno, que no me volveré atrás de hacerles bien, y pondré mi temor en el corazón de ellos, para que no se aparten de mí.41 Y me alegraré con ellos haciéndoles bien, y los plantaré en esta tierra en verdad, de todo mi corazón y de toda mi alma".

Esta es una de esas promesas de Dios a las que vuelvo una y otra vez cuando me desanimo (si, esto también le pasa a los pastores). ¿Puedes pensar en algún hecho más alentador que el que Dios se alegre de hacerte bien?

Él no cumple la promesa de Romanos 8:28 a regañadientes, sino que se goza en hacernos bien. Y no es que lo haga solo algunas veces, sino siempre, dice: "no me volveré atrás de hacerles bien".

Pero a veces nuestra situación es tan difícil de soportar, que no podemos reunir ninguna alegría. Cuando eso me sucede, intento imitar a Abraham y creo en esperanza contra esperanza (Romanos 4:18). Dios siempre ha sido fiel en guardar esa pequeña llama de fe en mí, y al final (aunque no inmediatamente) la aviva en una llama de felicidad y completa confianza.

¡Oh, como me complace saber que lo que hace al Dios todopoderoso más feliz es hacernos bien a ti y a mí!

Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/god-rejoices-to-do-you-good

miércoles, 25 de febrero de 2015

Dios obra a través de los buenos propósitos. Devocional John Piper Solid Joys 03/03

2 Tesalonicenses 1:11: "Por lo cual asimismo oramos siempre por vosotros, para que nuestro Dios os tenga por dignos de su llamamiento, y cumpla todo propósito de bondad y toda obra de fe con su poder"

Buscar el poder de Dios para cumplir nuestros propósitos de bondad, no significa que en realidad no hagamos ningún propósito, o que no utilicemos nuestra fuerza de voluntad.

El compromiso del poder de Dios nunca toma el lugar del compromiso de nuestra voluntad. El poder de Dios en la santificación nunca nos convierte en personas pasivas. El poder de Dios se engancha detrás, debajo o en el interior de nuestra voluntad, pero no toma el lugar de nuestra voluntad.

La evidencia del poder de Dios en nuestras vidas no es que tengamos ausencia de voluntad, sino fuerza de voluntad. Cualquiera que diga "Bueno, yo creo en la soberanía de Dios, por tanto me sentaré y no haré nada", no cree en realidad en la soberanía de Dios. Porque ¿cómo podría alguien que cree en la soberanía de Dios desobedecerle de forma tan descarada?

Cuando te sientas y no haces nada, no estás en realidad haciendo nada. Estás comprometiendo tu voluntad activamente en una decisión de sentarte. Y si esa es la forma en que manejamos el pecado o la tentación en nuestra vida, es una desobediencia descarada, porque estamos llamados a pelear la buena batalla (1 Timoteo 1:18), a resistir al diablo (Santiago 4:7), y a esforzarnos por la santidad (Hebreos 12:14).

El versículo de hoy dice que es por el poder de Dios que nosotros cumplimos nuestro propósito de bondad y nuestra obra de fe. Pero esto no anula el significado de la palabra "propósito" ni de la palabra "obra". Parte del proceso de caminar dignamente al llamado de Dios es el compromiso activo de nuestra voluntad, proponiéndonos hacer lo que es correcto.

Si tienes un pecado que aún persiste en tu vida, o si estás descuidando alguna buena obra solamente porque has estado esperando ser salvado sin pelear, estás añadiendo a tu desobediencia. Dios nunca va a aparecer poniendo poder en nuestra voluntad, que no sea en forma de un buen propósito que hagamos y guardemos.

Así que la gente que cree en la soberanía de Dios no debe temer comprometer su voluntad en la lucha por la santidad. Lucas 13:24 dice: "Esforzaos a entrar por la puerta angosta; porque os digo que muchos procurarán entrar, y no podrán"


Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/god-works-through-good-resolves

Ármate con promesas. Devocional John Piper Solid Joys 02/03

Mateo 5:8 "Bienaventurados los de limpio corazón, porque ellos verán a Dios"
Cuando Pablo dijo que hiciésemos morir las obras de la carne "por el Espíritu" (ver Romanos 8:13), creo que quiso decir que tenemos que, de la armadura del Espíritu, usar el arma que se utiliza para matar, es decir, la espada. Y la espada es la Palabra de Dios (ver Efesios 6:17).

Así que cuando el cuerpo está a punto de ser dirigido hacia algún acto pecaminoso, ya sea por miedo o por ansias, tenemos que tomar la espada del Espíritu y matar ese miedo o esas ansias. En mi experiencia, esto se traduce en cortar la raíz de la promesa del pecado con el poder de una promesa superior.

Así que cuando, por ejemplo, tengo ansias de algún placer sexual ilícito, el espadazo que con frecuencia ha cortado la raíz de este placer prometido es "Bienaventurados los de limpio corazón, porque ellos verán a Dios" (Mateo 5:8). Recuerdo los placeres que he probado al ver a Dios con claridad desde una conciencia sin contaminar, recuerdo la brevedad, la superficialidad y el opresivo regusto de los placeres del pecado, y con eso, Dios mata el poder de conquista del pecado.

Tener a mano promesas que se ajusten a la tentación diaria es clave para una batalla victoriosa contra el pecado. Pero hay momentos en los que no tenemos la palabra adecuada de Dios en nuestras mentes, y no hay tiempo para buscar la Biblia para encontrar una promesa que se ajuste. Así que necesitamos tener un pequeño arsenal de promesas generales preparadas para utilizar siempre que el temor o las ansias amenacen con llevarnos por el mal camino.

Añadamos constantemente más promesas a nuestro arsenal. Pero nunca perdamos vista de las pocas elegidas que Dios ha bendecido en nuestras vidas. Usemos ambas. Estemos listos con las viejas promesas, y busquemos promesas nuevas cada mañana para llevar con nosotros durante todo el día.

Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/arm-yourself-with-promises

sábado, 21 de febrero de 2015

El origen de nuestro consuelo. Devocional John Piper Solid Joys 01/03

Juan 19:15-16 "15 Ellos gritaron: ¡Fuera, fuera, crucifícale! Pilato les dijo: ¿A vuestro Rey he de crucificar? Respondieron los principales sacerdotes: No tenemos más rey que César.16 Así que entonces lo entregó a ellos para que fuese crucificado. Tomaron, pues, a Jesús, y le llevaron"
La autoridad de Pilato para crucificar a Jesús no lo intimidó. ¿Por qué?

No porque Pilato estuviese mintiendo, no es que no tuviese la autoridad para crucificar a Jesús. Si que la tenía.

Más bien, esta autoridad no intimidaba a Jesús porque era derivada. Jesús dijo: "te fue dada de lo alto". Eso quiere decir que tenía verdadera autoridad. No menos, sino más.

Así que ¿en qué manera no le intimidaba? Pilato no solo tenía la autoridad de matar a Jesús, sino que tenía una autoridad dada por Dios para hacerlo. Esto no intimidaba a Jesús porque la autoridad de Pilato sobre Él estaba subordinada a la autoridad que tenía Dios sobre Pilato. Jesús tiene consuelo en ese momento no porque la voluntad de Pilato no tenga poder, sino porque la voluntad de Pilato es guiada. No es porque Jesús no esté en las manos del miedo de Pilato, sino porque Pilato está en las manos del Padre de Jesús.

Esto quiere decir que nuestro consuelo no viene de la falta de poder de nuestros enemigos, sino de el gobierno soberano de nuestro Padre sobre su poder.

Este es el punto de Romanos 8:25-37. Las tribulaciones, angustia, persecuciones, hambres, desnudez, peligro y espada no nos pueden separar de Cristo porque "en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó".

Pilato (y todos los adversarios de Jesús y nuestros) lo hicieron para mal. Pero Dios lo hizo para bien (ver Génesis 50:20). Todos los enemigos de Jesús se reunieron con su autoridad dada por Dios "hacer cuanto la mano y consejo de Dios habían antes determinado que sucediera" (Hechos 4:28). Pecaron. Pero a través de su pecado, Dios salvó.

Por tanto, no nos intimidemos por nuestros adversarios, que pueden solamente matar el cuerpo. No solo porque eso es todo lo que pueden hacer (ver Lucas 12:4), sino también porque esto se hace bajo la mano vigilante de nuestro Padre.

Lucas 12:6-7 dice:

6 ¿No se venden cinco pajarillos por dos cuartos? Con todo, ni uno de ellos está olvidado delante de Dios.7 Pues aun los cabellos de vuestra cabeza están todos contados. No temáis, pues; más valéis vosotros que muchos pajarillos.
Pilato tenía autoridad. Herodes tenía autoridad. Los soldados tenían autoridad. Satanás tenía autoridad. Pero ninguno era independiente. Toda su autoridad era derivada, y toda ella estaba subordinada a la voluntad de Dios. No temas, eres precioso para tu Padre soberano. Mucho más precioso que los pajarillos, de los cuales no se olvida.

Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/where-our-comfort-comes-from

Cinco recompensas para la generosidad. Devocional John Piper Solid Joys 29/02

Romanos 12:13: "Compartiendo para las necesidades de los santos; practicando la hospitalidad"

¿Cuáles son las recompensas si confiamos en las promesas de Dios y damos abundantemente y abrimos nuestro hogar unos a otros y a los necesitados?

1) El sufrimiento de los santos se verá aliviado, o cuanto menos, disminuido. Eso es lo que este versículo quiere decir cuando dice "Compartiendo para las necesidades de los santos". Levantamos una carga. Aliviamos la presión. Damos esperanza. ¡Y eso es recompensa!

2) La gloria de Dios se ve. Mateo 5:16 dice: "Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos". El dar con generosidad y el abrir los hogares muestra la gloria, la bondad, y el valor de Dios en tu vida. La razón por la que Dios nos da dinero y casas es para que las utilicemos de tal manera que la gente pueda ver que estas cosas no son nuestros dioses. Pero Dios si es nuestro Dios y nuestro tesoro.

3) Se libera una mayor acción de gracias a Dios. 2 Corintios 9:12 dice: "Porque la ministración de este servicio no solamente suple lo que a los santos falta, sino que también abunda en muchas acciones de gracias a Dios". Dios nos ha dado dinero y hogares, no solo para que estemos agradecidos, sino para que nuestra generosidad y hospitalidad haga que mucha gente de gracias a Dios.

4) Nuestro amor por Dios y su amor en nosotros se confirma. 1 Juan 3:17 dice: "Pero el que tiene bienes de este mundo y ve a su hermano tener necesidad, y cierra contra él su corazón, ¿cómo mora el amor de Dios en él?". Esto quiere decir que cuando damos generosamente y abrimos nuestras casas, el amor de Dios se confirma en nuestras vidas. Vemos que somos cristianos reales, no falsos.

5) Finalmente, hacemos tesoro en el cielo. Lucas 12:33-34 dice: "33 Vended lo que poseéis, y dad limosna; haceos bolsas que no se envejezcan, tesoro en los cielos que no se agote ... 34 Porque donde está vuestro tesoro, allí estará también vuestro corazón".

El dar generosamente y el abrir los hogares son cosas cercanas al centro de la vida en Cristo. Las razones por las que no abrimos nuestras chequeras y hogares tan a menudo como deberíamos, tienen su origen en la atadura al miedo y a la codicia. El remedio es el gozo de la presencia de Cristo y la certeza de su promesa en Filipenses 4:19: " Mi Dios, pues, suplirá todo lo que os falta conforme a sus riquezas en gloria en Cristo Jesús".

Nuestra recompensa es mostrar la gloria de Dios, el bien de otros, y el gozo de tener a Cristo por nuestro tesoro juntos para siempre. Por tanto te exhorto "Comparte para las necesidades de los santos y busca mostrarles hospitalidad"

Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/five-rewards-for-generosity

viernes, 20 de febrero de 2015

Final y totalmente justificado. Devocional John Piper Solid Joys 28/02

Romanos 8:33: "¿Quién acusará a los escogidos de Dios? Dios es el que justifica".

Pablo podía haber dicho en este versículo "¿Quién acusará a los escogidos de Dios?" y luego haber respondido "¡Nadie! estamos justificados". Y es verdad. Pero eso no es lo que dijo. Su respuesta, en lugar de esto, es: "Dios es el que justifica".

El énfasis no es sobre el acto, sino sobre el que actúa. ¿Por qué? Porque en el mundo de los tribunales y la ley, de donde viene este tipo de lenguaje, la absolución de nuestro juez podría ser revocada por un juez superior.

¿Qué sucede si un juez local te absuelve cuando eres culpable, si después un gobernador tiene el derecho de presentar cargos contra ti? ¿y qué sucede si un gobernador te absuelve, si el emperador puede presentar cargos contra ti?

Así que el punto es este: por encima de Dios no hay tribunales más altos. Si Dios es el que nos absuelve, si Él nos declara justos según su parecer, nadie puede apelar, nadie puede reclamar un juicio nulo, nadie puede ir a un tribunal más alto para presentar cargos contra nosotros. La sentencia de Dios es final y total.

Por tanto, escuchad esto, todos aquellos que crean en Jesús, que se unan a Cristo y muestren estar entre los elegidos: Dios es el que os justifica. No es un juez humano, ni un gran profeta, ni un arcángel del cielo, sino Dios, el Creador del mundo, el Propietario de todas las cosas y el Gobernante del universo, junto con cada molécula y persona dentro de él. Dios es el que os justifica.

Para esto: para que tengamos una seguridad inconmovible frente a tremendos sufrimientos. Si Dios es por nosotros, nadie puede tener éxito en estar contra nosotros. Si Dios dio su hijo por nosotros, también dará cualquier cosa que sea buena para nosotros. Si Dios es el que nos justifica, ningún cargo contra nosotros se puede sostener.

Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/finally-and-totally-justified

Los efectos radicales de la resurrección. Devocional John Piper Solid Joys 27/02

1 Corintios 15:19: "Si en esta vida solamente esperamos en Cristo,  somos los más dignos de conmiseración de todos los hombres"
Pablo concluye de sus peligros a todas horas, de su morir cada día y de luchar con bestias, que la vida que ha elegido al seguir a Jesús, es una necedad y es digna de lástima si al final no es resucitado de entre los muertos.

Si la muerte fuese el fin de este asunto, él dice que "comamos y vivamos, que mañana moriremos". Esto no significa: vamos a convertirnos en glotones y en borrachos, ya que estos son dignos de lástima con o sin la resurrección. Lo que quiere decir es que si no hay resurrección, tiene más sentido vivir una vida moderada de clase media, para maximizar los placeres terrenales.

Pero no es esto lo que Pablo elige. Elige sufrir, porque elige obedecer. Cuando en su conversión Ananías vino a él con estas palabras del Señor Jesús en Hechos 9:16: "yo le mostraré cuánto le es necesario padecer por mi nombre". Pablo aceptó que esto formaba parte de su llamado.

¿Cómo fue Pablo capaz de hacerlo? ¿Cuál era el origen de esta obediencia radical? La respuesta nos es dada en 1 Corintios 15:20:
"Mas ahora Cristo ha resucitado de los muertos;  primicias de los que durmieron es hecho". Es decir, Cristo fue resucitado, y yo seré resucitado con Él. Por tanto nada de lo que sufra por Cristo será en vano (ver 1 Corintios 15:58).

La esperanza de la resurrección cambió radicalmente la forma de vivir de Pablo. Lo liberó del materialismo y el consumismo. Le dio poder para privarse de cosas que la mayoría de personas siente que tiene que tener en esta vida. Por ejemplo, aunque tenía derecho a casarse, (ver 1 Corintios 9:5), renunció a ese placer, porque estaba llamado a soportar mucho sufrimiento.

Está es la forma en la que, según dice Jesús, la esperanza de la resurrección debería cambiar nuestro comportamiento. Por ejemplo, nos dijo que invitásemos a nuestras casas a la gente que no nos puede recompensar en esta vida. ¿Cómo nos podemos motivar a hacer esto? Lucas 14:14 dice: "Te será recompensado en la resurrección de los justos".

Este es un llamado radical, para que miremos a nuestras vidas ahora y veamos si están moldeadas por la esperanza de la resurrección. ¿Tomamos nuestras decisiones basándonos en ganar algo en este mundo o en el siguiente? ¿Tomamos riesgos por amor que solamente podrían considerarse sabios si existe una resurrección?

Que Dios nos ayude a dedicar nuestras vidas para dejar que la resurrección tenga su efecto radical.

Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/radical-effects-of-the-resurrection

miércoles, 18 de febrero de 2015

Cuando Dios se vuelve 100% para nosotros. Devocional John Piper Solid Joys 26/02

Efesios 2:3 "Entre los cuales también todos nosotros vivimos en otro tiempo en los deseos de nuestra carne, haciendo la voluntad de la carne y de los pensamientos, y éramos por naturaleza hijos de ira, lo mismo que los demás"
Toda la ira de Dios, toda la condenación que merecemos, fue echada sobre Jesús. Todas las exigencias de Dios de una justicia perfecta fueron cumplidas por Cristo. En el momento que, por gracia, vemos este Tesoro y lo recibimos de esta manera, su muerte cuenta como nuestra muerte, su condenación como nuestra condenación, y su justicia como nuestra justicia. Y en ese momento Dios se vuelve al 100% e irrevocablemente para nosotros, por siempre.

La pregunta que esto deja sin contestar es: "¿No enseña la Biblia que, desde la eternidad, Dios puso su favor sobre nosotros al elegirnos?".

En otras palabras, la gente pensativa pregunta "¿Dios solamente se volvió al 100% por nosotros en el momento de venir a la fe, a la unión con Cristo y la justificación? ¿No se volvió al 100% por nosotros en el acto de elección en la fundación del mundo?" Pablo dice en Efesios 1:4-5: "[Dios] nos escogió en [Jesús] antes de la fundación del mundo, para que fuésemos santos y sin mancha delante de él, en amor habiéndonos predestinado para ser adoptados hijos suyos por medio de Jesucristo".

Entonces ¿no está Dios al 100% por los elegidos desde la eternidad? La respuesta depende del significado de ese 100%.

Con el término 100% estoy tratando de preservar la verdad bíblica que se encuentra en varios pasajes de las Escrituras. Por ejemplo, en Efesios 2:3, Pablo dice que los cristianos eran "hijos de ira" antes de que se nos diese vida en Cristo Jesús: "Entre los cuales [los hijos de desobediencia] también todos nosotros vivimos en otro tiempo en los deseos de nuestra carne, haciendo la voluntad de la carne y de los pensamientos, y éramos por naturaleza hijos de ira, lo mismo que los demás".

Pablo está diciendo que, antes de la regeneración, la ira de Dios estaba sobre nosotros. Los elegidos estaban bajo la ira. Esto cambió cuando Dios nos dio vida en Cristo Jesús y nos despertó para ver la verdad y hermosura de Cristo, de tal modo que lo recibimos como aquel que murió por nosotros, como aquel cuya justicia fue contada por la nuestra debido a nuestra unión con Jesús. Antes de que esto nos sucediese, estábamos bajo la ira de Dios. Entonces, debido a la fe en Cristo y la unión con Él, toda la ira de Dios fue quitada, y en ese sentido Él está al 100% por nosotros.

Por tanto, alegrémonos en la verdad de que Dios nos guardará. Nos llevará hasta el final porque en Cristo está al 100% por nosotros. Y por tanto, llegar al final no hace que Dios esté al 100% por nosotros, sino que es el efecto de que ya lo está.

Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/when-god-becomes-100-for-us

Tú eres muy amado. Devocional John Piper Solid Joys 25/02

Efesios 2:3-5: "3 entre los cuales también todos nosotros vivimos en otro tiempo en los deseos de nuestra carne, haciendo la voluntad de la carne y de los pensamientos, y éramos por naturaleza hijos de ira, lo mismo que los demás. 4 Pero Dios, que es rico en misericordia, por su gran amor con que nos amó, 5 aun estando nosotros muertos en pecados, nos dio vida juntamente con Cristo (por gracia sois salvos)".
¿No te encantaría escuchar como el ángel Gabriel te dice: "tú eres muy amado"?

Eso le sucedió tres veces a Daniel.

Daniel 9:23: "Al principio de tus ruegos fue dada la orden, y yo he venido para enseñártela, porque tú eres muy amado"

Daniel 10:11: "Daniel, varón muy amado, está atento a las palabras que te hablaré, y ponte en pie"

Daniel 10:19: "y me dijo: Muy amado, no temas; la paz sea contigo; esfuérzate y aliéntate".

Aliéntate. Si tienes fe en Jesús, Dios mismo te dice: "Tú eres muy amado".

Y lo hace en Efesios 2:3-5, 8:

3 ... éramos por naturaleza hijos de ira, lo mismo que los demás.4 Pero Dios, que es rico en misericordia, por su gran amor con que nos amó,5 aun estando nosotros muertos en pecados, nos dio vida juntamente con Cristo ... 8 Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios;

Esto es mejor que la voz de un ángel. Si estás "vivo" en Cristo, eres grandemente amado.

Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/you-are-greatly-loved

lunes, 16 de febrero de 2015

Dios abre el corazón. Devocional John Piper Solid Joys 24/02

Hechos 16:14 "Entonces una mujer llamada Lidia, vendedora de púrpura, de la ciudad de Tiatira, que adoraba a Dios, estaba oyendo; y el Señor abrió el corazón de ella para que estuviese atenta a lo que Pablo decía"
Dondequiera que predicase Pablo, algunos creían, y otros no. ¿Cómo debemos entender el hecho de que algunos de los que estaban "muertos en delitos y pecados" creyesen y otros no?

La razón por la que algunos no creyeron es que "desechaban" (ver Hechos 13:46) el mensaje,  porque el evangelio como dice 1 Corintios 2:14 era "locura, y no lo podían entender". La mente de la carne es "enemistad contra Dios, porque no se sujeta a la ley de Dios, ni tampoco puede" (ver Romanos 8:7)

Aquellos que escuchan el evangelio y lo rechazan "aborrecen la luz" y no vienen a la luz para que sus obras no sean expuestas (Juan 3:20). Continúan con "el entendimiento entenebrecido ... por la ignorancia que en ellos hay, por la dureza de su corazón". Es una ignorancia culpable, porque la verdad está disponible, pero "los hombres que detienen con injusticia la verdad" (Romanos 1:18).

Pero ¿entonces por qué algunos creen, si todos estamos en esta condición de dureza rebelde del corazón, muertos en nuestros pecados? El libro de los Hechos da la respuesta de al menos tres formas distintas. Una es que están ordenados a creer. Cuando Pablo predicó en Antioquía de Pisidia, los gentiles se regocijarón y "creyeron todos los que estaban ordenados para vida eterna" (Hechos 13:48).

Otra forma de contestar el por qué algunos creen, es que Dios les concede el arrepentimiento. Cuando los santos de Jerusalén escucharon que los gentiles, y no solo los judíos, estaban respondiendo al evangelio, dijeron en Hechos 11:18: "¡De manera que también a los gentiles ha dado Dios arrepentimiento para vida!".

Pero la respuesta más clara en el libro de los Hechos a la pregunta de por qué una persona cree el evangelio, es que Dios abre el corazón. Lydia es el mejor ejemplo. ¿Por qué creyó? Hechos 16:14 dice: " el Señor abrió el corazón de ella para que estuviese atenta a lo que Pablo decía"


Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/god-opens-the-heart

La hora de una amenaza inusual. Devocional John Piper Solid Joys 23/02

1 Pedro 4:14 "Si sois vituperados por el nombre de Cristo, sois bienaventurados, porque el glorioso Espíritu de Dios reposa sobre vosotros"
Muchos cristianos en el mundo hoy, no conocen lo que es estar en un peligro que amenaza la vida por creer en Cristo. Nos hemos acostumbrado a estar libres de tales persecuciones. Parece como si las cosas tuviesen que ser así.

Así que nuestra primera reacción ante la amenaza de que las cosas puedan ser de otra forma, es a menudo enfadarnos. Pero el enfado puede ser un síntoma de que hemos perdido nuestro sentido de que somos extranjeros y peregrinos. 1 Pedro 2:11 dice: "Amados, yo os ruego como a extranjeros y peregrinos...".

Quizás nos hemos acomodado demasiado a este mundo. No sentimos nostalgia por Cristo como la sentía Pablo en Filipenses 3:20: "Mas nuestra ciudadanía está en los cielos, de donde también esperamos al Salvador, al Señor Jesucristo".

Muchos de nosotros necesitamos ser recordados de 1 Pedro 4:12: "Amados, no os sorprendáis del fuego de prueba que os ha sobrevenido, como si alguna cosa extraña os aconteciese".

¿Alguna vez te has preguntado lo que harías en el momento de una prueba final? Imagina que un hombre armado te tiene en el punto de mira y te pregunta "¿Eres cristiano?". A continuación tienes una fuerte palabra para darte esperanza, para que lo hagas mejor de lo que crees.

1 Pedro 4:14 "Si sois vituperados por el nombre de Cristo, sois bienaventurados, porque el glorioso Espíritu de Dios reposa sobre vosotros". Estas palabras de ánimo de Pedro dicen que en la hora de una amenaza inusual, ya sea un insulto o la muerte, el "Espíritu glorioso de Dios" estará descansando sobre nosotros. ¿No quiere eso decir que Dios dará una ayuda especial en el momento de crisis a aquellos que sufren porque son Cristianos?

No quiero decir con esto que Dios esté ausente de nuestros otros sufrimientos. Solamente que Pedro se detuvo a decir que aquellos que sufren "por el nombre de Cristo" tendrán, de forma especial, "al Espíritu glorioso de Dios" reposando sobre ellos.

Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/the-hour-of-unusual-threat

Disfrutando su plenitud. Devocional John Piper Solid Joys 22/02

Juan 1:16 "Porque de su plenitud tomamos todos, y gracia sobre gracia"
Justo antes de empezar el servicio del domingo pasado, el pequeño grupo de santos estaba luchando duro en oración por la fe de nuestra gente, por las iglesias de las Ciudades Gemelas y por las naciones. En cierto punto, un hombre oró las palabras de Juan 1:14-16:

14 Y aquel Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros (y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre), lleno de gracia y de verdad...16 Porque de su plenitud tomamos todos, y gracia sobre gracia.
Para mí fue uno de esos momentos de epifanía. Dios me concedió en ese momento que la palabra "plenitud" (de su plenitud) llevase en verdad una plenitud que fue extraordinaria en su efecto sobre mí. Pude sentir en cierta medida lo que en verdad supone dicha palabra: la plenitud de Cristo.

Sentí algo de la maravilla de que, sí, había de verdad recibido gracia sobre gracia de su plenitud, y de que estaba justo en ese instante recibiendo gracia sobre gracia. Sentí en ese preciso momento que nada habría sido más dulce que sentarse simplemente a sus pies, o leer mi Biblia, durante toda la tarde, sintiendo su plenitud desbordarse.

¿Por qué tuvo tanto impacto en mi esta plenitud? y ¿Por qué me está afectando de forma inusual incluso en este momento? En parte es porque...

... Aquel de cuya plenitud estoy siendo empapado de gracia, es el Verbo que estaba con Dios y era Dios (Juan 1:1-2), de manera que su plenitud es la plenitud de Dios. Una plenitud divina, una plenitud infinita.

...Este Verbo se hizo carne, y por tanto uno de nosotros, y nos persiguió con su plenitud. Es una plenitud accesible.

...Cuando este Verbo apareció en forma humana, su gloria fue vista. Su plenitud es gloriosa.

...Este Verbo era "el unigénito del Padre" así que la plenitud divina estaba siendo mediada hacia mí, no solamente desde Dios, sino también a través de Dios. Dios no envió a un ángel, sino a su único Hijo, para hacernos llegar su plenitud.

...La plenitud del Hijo es una plenitud de gracia. No me ahogaré en su plenitud, sino que seré bendecido en toda forma por su plenitud.

...Su plenitud no solo es una plenitud de gracia, sino también de verdad. No me dará gracia con adulaciones que ignoren la verdad: su gracia está enraizada en una realidad sólida como una roca.

Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/enjoying-his-fullness

Nuestro sirviente, Jesús. Devocional John Piper Solid Joys 21/02

Marcos 10:45 "Porque el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir, y para dar su vida en rescate por muchos"
Jesús no solamente fue el sirviente de su pueblo mientras estuvo sobre la tierra, sino que también será nuestro sirviente cuando vuelva. Lucas 12:37 dice: "de cierto os digo que se ceñirá, y hará que se sienten a la mesa, y vendrá a servirles".

¿Degrada esto al Cristo resucitado, el decir que era, y es, y siempre será el sirviente de su pueblo?. Lo haría si "sirviente" significase "alguien que toma órdenes", o si nosotros pensásemos que somos sus amos. Sí, eso le deshonraría. Pero no le deshonra el decir que somos personas débiles y necesitadas.

No le deshonra decir que Él es el único que nos puede dar servicio de aquello que más necesitamos.

No le deshonra decir que Él es una fuente inagotable de amor, y que cuanto más nos ayuda y más dependemos de su servicio, más asombrosos se muestran sus recursos. Por eso, podemos decir confiadamente: "¡Jesucristo vive para servir!".

Vive para salvar, vive para dar. Y le fascina ser así.

Él no se siente cargado con tus preocupaciones. Él se crece cuando lleva nuestras cargas. Le encanta "hacer por el que en él espera" (ver Isaías 64:4). Él "se complace en los que esperan en su misericordia" (ver Salmos 147:11). Sus "ojos ontemplan toda la tierra, para mostrar su poder a favor de los que tienen corazón perfecto para con él" (ver 2 Crónicas 16:9).

Jesucristo está exultante de servicio omnipotente en favor de aquellos que confían en Él.

Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/our-servant-jesus

martes, 10 de febrero de 2015

Asombrado de la resurrección. Devocional John Piper Solid Joys 20/02

2 Pedro 3:1: "Esta es la segunda carta que os escribo, y en ambas despierto con exhortación vuestro limpio entendimiento"
Conforme se aproxima la semana santa, despertemos nuestro agradecimiento, gozo, admiración, y asombro con respecto a lo que la resurrección de Jesús significa para nosotros. La maldición de nuestra naturaleza caída es que lo que una vez nos asombró, se convierte en ordinario. La realidad no es lo que cambia. Somos nosotros los que cambiamos.

Es por esto que la Biblia existe. Pedro habla sobre esto en sus dos cartas, dice que están escritas para "despertar" o "levantar" por medio del recordatorio.

Así que despertemos nuestro limpio entendimiento teniendo memoria.

¿Qué es lo que ha hecho Dios al levantar a Jesús de entre los muertos? Aquí tenemos unas cuantas respuestas bíblicas.

Debido a la resurrección de Jesús, somos nacidos de nuevo a una esperanza viva.

1 Pedro 1:3: "Bendito el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que según su grande misericordia nos hizo renacer para una esperanza viva, por la resurrección de Jesucristo de los muertos"

Debido a la resurrección de Jesús, Él tiene ahora la gloria para la que fuimos creados. Nuestro destino final es verle como es Él.

1 Pedro 1:21: "Dios ... le resucitó de los muertos y le ha dado gloria"

Juan 17:5, 24: "5 Ahora pues, Padre, glorifícame tú al lado tuyo, con aquella gloria que tuve contigo antes que el mundo fuese.24 Padre, aquellos que me has dado, quiero que donde yo estoy, también ellos estén conmigo, para que vean mi gloria que me has dado; porque me has amado desde antes de la fundación del mundo".

Que Jesús, el Señor resucitado, levante tu limpio entendimiento hacia nuevas profundidades de adoración, lealtad y gozo.

Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/amazed-at-the-resurrection

lunes, 9 de febrero de 2015

El tipo de frío que mata. Devocional John Piper Solid Joys 19/02

Salmos 147:15: "Él envía su palabra a la tierra; Velozmente corre su palabra"
Esta noche, en nuestra cocina, habrá 40 grados más de temperatura en el congelador de nuestra cocina, de los que hace afuera en Minneapolis. La temperatura máxima para mañana será de cinco grados farenheit bajo cero. Esto es algo que recibimos de mano del Señor.

Salmos 147:15-18 dice:

15 Él envía su palabra a la tierra; Velozmente corre su palabra.
16 Da la nieve como lana, Y derrama la escarcha como ceniza.
17 Echa su hielo como pedazos; Ante su frío, ¿quién resistirá?
18 Enviará su palabra, y los derretirá; Soplará su viento, y fluirán las aguas.
Este es un tipo de frío con el que no puedes jugar, porque mata.

Cuando llegué a Minnesota desde Carolina del Sur, me abrigué. Pero no preparé un apoyo salvavidas en mi coche para el caso de que se averiase. Una noche de domingo, cuando volvía a casa de la iglesia en medio de este tipo de frío, mi coche murió. Sucedió antes de que existiesen los teléfonos móviles, y llevaba dos niños pequeños en el coche. No había nadie en la carretera, y de repente me di cuenta de que era peligroso.

Y pronto fue muy peligroso, porque nadie venía.

Vi una casa a través de una verja en la distancia. Soy el padre, y esto es tarea mía. Trepé la verja y corrí hacia la casa y golpeé la puerta. Estaban en casa. Les expliqué que tenía a mi esposa y mis dos niños pequeños en el coche, y les pedí que nos dejasen entrar, y lo hicieron.

Este es el tipo de frío con el que no puedes jugar.

Es una forma más en la que Dios dice: "Ya sea que haga calor o frío, en lo alto o en lo profundo, que sea afilado o romo, ruidoso o tranquilo, brillante o oscuro ... no juegues conmigo. Soy Dios. Yo hice todas estas cosas. Ellas hablan de mí, tal y como lo hacen las brisas cálidas de verano, las suaves lluvias, las noches blandas de luz de luna, las orillas del lago, los lirios de los campos y los pájaros del cielo".

Hay una palabra para nosotros en medio de este frío. Que el Señor nos de piel para sentir, y oídos para escuchar.

Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/the-kind-of-cold-that-kills

Cuando eres inmortal. Devocional John Piper Solid Joys 18/02

Hechos 23:12: "Venido el día, algunos de los judíos tramaron un complot y se juramentaron bajo maldición, diciendo que no comerían ni beberían hasta que hubiesen dado muerte a Pablo"
¿Qué pasó con estos tipos hambrientos que prometieron no comer hasta emboscar a Pablo?

Leemos sobre ellos en Hechos 23:12 "Venido el día, algunos de los judíos tramaron un complot y se juramentaron bajo maldición, diciendo que no comerían ni beberían hasta que hubiesen dado muerte a Pablo". Pero no sucedió, ¿Por qué? porque una cadena de sucesos poco probables ocurrió.

* Un chico escuchó por casualidad el plan

* Ese chico era el hijo de la hermana de Pablo.

* El chico tuvo el valor de ir a hablar con el centurión Romano que custodiaba a Pablo.

* El centurión lo tomó en serio y lo llevó al tribuno.

* El tribuno le creyó y preparó "doscientos soldados, setenta jinetes y doscientos lanceros" para llevar a Pablo a un sitio seguro.

Altamente improbable y extraño, pero eso es lo que sucedió.

¿Qué es lo que no tuvieron en cuenta los hombres hambrientos de la emboscada? No habían reconocido lo que le sucedió a Pablo justo antes de que ellos hiciesen sus planes. El Señor se apareció a Pablo en prisión y le dijo: "Ten ánimo, Pablo, pues como has testificado de mí en Jerusalén, así es necesario que testifiques también en Roma" (Hechos 23:11).

Cristo dijo que Pablo iba a ir a Roma. Y así iba a ser. Ninguna emboscada puede oponerse a la promesa de Cristo. Hasta que llegase a Roma, Pablo era inmortal. Había que dar un último testimonio, y Cristo se encargaría de que Pablo lo diese.

Tu también tienes que dar un último testimonio, y eres inmortal hasta que lo des.

Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/when-you-re-immortal

Los dulces designios de Dios. Devocional John Piper Solid Joys 17/02

Gálatas 1:15 "Pero cuando agradó a Dios, que me apartó desde el vientre de mi madre, y me llamó por su gracia"
Consideremos la conversión de Pablo, la soberanía de Cristo, y lo que tienen que ver los pecados de Pablo con nuestra salvación.

Pablo dijo que "Dios me apartó desde el vientre de mi madre" y que luego, en el camino a Damasco "lo llamó por su gracia" (Gálatas 1:15). Esto significa que entre el nacimiento de Pablo y su llamado en el camino de Damasco, él ya había sido elegido, pero aún no había sido llamado como instrumento de Dios (ver Hechos 9:15 y 22:14)

Esto quiere decir que mientras Pablo golpeaba, encarcelaba y asesinaba cristianos, era un elegido de Dios, que pronto iba a ser hecho un misionero cristiano.

Hechos 22:6-7 dice

6 Pero aconteció que yendo yo, al llegar cerca de Damasco, como a mediodía, de repente me rodeó mucha luz del cielo; 7 y caí al suelo, y oí una voz que me decía: Saulo, Saulo, ¿por qué me persigues?
No hay forma de negarlo o escapar a ello. Dios lo había elegido desde antes de nacer. Y ahora lo tomaría. La palabra de Cristo era soberana, no había negociación posible.

Hechos 22:10

Levántate, y ve a Damasco, y allí se te dirá todo lo que está ordenado que hagas.
Lo que sucedió en Damasco no significaba que Pablo por fin se rindiese libremente a Cristo después de décadas de inútiles esfuerzos divinos por salvarle. Dios tenía un tiempo para elegirlo (antes de nacer) y un tiempo para llamarlo (en el camino a Damasco). Pablo se rindió cuando Dios lo llamó.

Por eso, los pecados que Dios permitió entre el nacimiento de Pablo y su llamado, eran parte del plan, ya que Dios podría haber hecho lo de Damasco antes.

¿Podemos tener alguna idea de cuales eran los planes para esos pecados? Sí. Fueron permitidos por ti y por mí, por todos los que temen haber pecado demasiado y haberse salido de la gracia. Esta es la forma en que Pablo relaciona sus pecados con los nuestros.

1 Timoteo 1:13, 16

13 habiendo yo sido antes blasfemo, perseguidor e injuriador; mas fui recibido a misericordia ...16 Pero por esto fui recibido a misericordia, para que Jesucristo mostrase en mí el primero toda su clemencia, para ejemplo de los que habrían de creer en él para vida eterna.

Dulces son los designios de Dios en la salvación soberana de los pecadores endurecidos.

Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/the-sweet-designs-of-god

Cuando la obediencia se siente imposible. Devocional John Piper Solid Joys 16/02

Hebreos 11:17: "Por la fe Abraham, cuando fue probado, ofreció a Isaac"
Para muchos de nosotros ahora, y para otros el momento está llegando, la obediencia se siente como el final de un sueño. Sentimos que si hacemos lo que la Palabra o el Espíritu de Dios nos llama a hacer, seremos desgraciados, y que no hay forma en que Dios pueda cambiar eso para bien.

Quizás el mandato o llamado de Dios que estás escuchando justo ahora es permanecer casado, o permanecer soltero, o seguir en un trabajo o dejarlo, ser bautizados, hablar acerca de Cristo en el trabajo, negarnos a comprometer nuestros estándares de honestidad, confrontar a una persona que está en pecado, aventurarse a una nueva vocación, ser un misionero. Y tal como lo ves en tu mente limitada, la perspectiva de hacerlo es terrible, es como perder a Isaac.

Has tenido en cuenta todos los puntos de vista humanos, y es imposible que resulte bien. Ahora sabes lo que sentía Abraham. Esta historia está en la Biblia para tí.

¿Deseas a Dios, su camino y sus promesas más que cualquier cosa? ¿Crees que Él puede y de hecho honrará tu fe y tu obediencia al no avergonzarse de ser llamado tu Dios? ¿Crees que utilizará toda su sabiduría, poder y amor para convertir el camino de la obediencia en un camino de vida y gozo?

Esa es la crisis que enfrentas ahora: ¿Lo deseas? ¿confiarás en Él? La palabra de Dios para ti es: Dios es digno, y Dios puede.


Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/when-obedience-feels-impossible

Cada paso en el calvario fue de amor. Devocional John Piper Solid Joys 15/02

1 Juan 3:16 "En esto hemos conocido el amor, en que él puso su vida por nosotros..."
El amor de Cristo por nosotros al morir era tan consciente, como su sufrimiento era intencional. Y si tenía la intención de entregar su vida, fue por nosotros, y fue amor.

Juan 13:1 dice: "Sabiendo Jesús que su hora había llegado para que pasase de este mundo al Padre, como había amado a los suyos que estaban en el mundo, los amó hasta el fin".

Cada paso del camino del calvario quería decir "te amo".

Por tanto, para sentir el amor de Cristo al entregar su vida, es de ayuda poder ver lo radicalmente intencional que fue esto.

Veamos lo que Jesús dijo justo después del momento violento en el que Pedro intentó partir en dos la cabeza del siervo, pero solo le cortó la oreja.

Mateo 26:52-54

52 Entonces Jesús le dijo: Vuelve tu espada a su lugar; porque todos los que tomen espada, a espada perecerán. 53 ¿Acaso piensas que no puedo ahora orar a mi Padre, y que él no me daría más de doce legiones de ángeles? 54 ¿Pero cómo entonces se cumplirían las Escrituras, de que es necesario que así se haga?

Una cosa es decir que los detalles de la muerte de Jesús fueron predichos en el Antiguo Testamento, pero es mucho más decir que Jesús mismo estaba tomando sus decisiones precisamente para asegurarse de que las Escrituras se cumpliesen.

Y eso es lo que Jesús dijo que estaba haciendo en Mateo 26:54: "Podría escapar de esta desgracia, pero ¿cómo se cumplirían las Escrituras que dicen que debe ser así?"

Es como si dijese "No elijo tomar la salida que podría tomar, porque conozco las Escrituras. Conozco lo que debe ser. Mi elección es cumplir lo que está predicho de mí en la Palabra de Dios"


Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/every-calvary-step-was-love


sábado, 7 de febrero de 2015

Cristo como medio para un fin. Devocional John Piper Solid Joys 14/02

Gálatas 2:20 "Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, mas vive Cristo en mí; y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí"
¿Por qué creo Dios el universo, y por qué lo gobierna de la manera en que lo hace? ¿Cuál es el objetivo de Dios? ¿Es Jesucristo un medio para ese objetivo o el fin del objetivo?

Jesucristo es la revelación suprema de Dios. Él es Dios en forma humana. Como tal, Él es el objetivo, y no un medio. La manifestación de la gloria de Dios es el significado del universo. Ese es el objetivo de Dios. Los cielos y la historia del mundo "cuentan la gloria de Dios".

Pero Jesucristo vino a cumplir algo que necesitaba hacerse. Vino a remediar la caída. Vino a rescatar a los pecadores de una destrucción inevitable a causa de su pecado. Esos seres rescatados verán, probarán y mostrarán la gloria de Dios con un gozo eterno.

Otros continuarán acumulando desprecio a la gloria de Dios. Por eso Jesucristo es el medio por el que Dios quiso lograr la manifestación de su gloria para el disfrute de su pueblo.

Pero en ese logro sobre la cruz, mientras moría por los pecadores, Cristo reveló el amor y la justicia del Padre de manera suprema. Fue el punto más alto de la revelación de la gloria de Dios: la gloria de su gracia.

Por eso, en ese mismo momento en que este acto perfecto era un medio para el propósito de Dios, Jesús se convirtió en el fin de ese propósito. Al morir en el lugar de los pecadores y resucitar para su vida, se convirtió en la revelación suprema y central de la gloria de Dios.

Cristo crucificado es por tanto el medio y el fin del propósito de Dios en el universo.

Sin su obra, el fin de revelar la plenitud de la gloria de Dios para el disfrute de su pueblo, nunca hubiese sucedido. Y en ese mismo medio, en esa misma obra, se convirtió en el fin. En aquel que por siempre y para siempre será el centro de nuestra adoración, mientras pasamos la eternidad viendo y disfrutando cada vez más de lo que Él reveló de Dios cuando fue hecho maldición por nosotros.

Jesús es el fin por el que el universo fue hecho, y el medio por el que ese fin se hace posible para que lo disfrutemos.

Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/christ-as-means-and-end

La ciudad perfecta. Devocional John Piper Solid Joys 13/02

Hebreos 11:16 ... porque les ha preparado una ciudad
Sin contaminación, sin graffitis, sin basura, sin pintura descascarada o garajes podridos, sin hierba muerta ni botellas rotas, sin habla callejera áspera, sin confrontaciones cara a cara, sin violencia ni riñas domésticas, sin peligros en la noche, sin incendios provocados, ni mentiras, ni robos, ni asesinatos, ni vandalismo, ni fealdad.

La ciudad de Dios será perfecta porque Dios estará en ella. Caminará en ella, hablará en ella, y se manifestará en cada lugar de ella. Todo lo que es bueno, hermoso, santo, pacífico, verdadero y feliz estará allí, porque Dios estará allí.

La justicia perfecta estará allí, y la recompensa al mil por uno por cada dolor sufrido en obediencia a Cristo. Y nunca se deteriorará. De hecho, resplandecerá cada vez más brillante conforme la eternidad se alarga en un sin fin de eras de alegría creciente.

Cuando deseas esta ciudad por encima de todo lo demás sobre la tierra, entonces honras a Dios, quien de acuerdo con Hebreos 11:10 es el arquitecto y constructor de la ciudad. Y cuando Dios es honrado, se agrada y no se avergüenza de ser llamado tu Dios.

Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/the-perfect-city

martes, 3 de febrero de 2015

La providencia de Lincoln. Devocional John Piper Solid Joys 12/02

Romanos 11:33 "¡Oh profundidad de las riquezas de la sabiduría y de la ciencia de Dios! ¡Cuán insondables son sus juicios, e inescrutables sus caminos!"
Abraham Lincoln, que nació el 12 de febrero de 1809, se mantuvo escéptico, y a veces incluso cínico en cuanto a la religión cuando estaba en sus cuarenta. Por eso es más impactante cómo el sufrimiento nacional y personal llevó a Lincoln hacia la realidad de Dios, en lugar de alejarlo de ella.

En 1862, cuando Lincoln tenía 53 años, su hijo Willie, de 11 años, murió. La esposa de Lincoln "intentó lidiar con la pena buscando mediums de la Nueva Era". Lincoln se volvió a Phineas Gurley, pastor de la Iglesia presbiteriana de la avenida Nueva York en Washington.

Varias conversaciones largas llevaron a lo que Gurley describió como "una conversión a Cristo". Lincoln le contó que "muchas veces acabó sobre sus rodillas por la absoluta convicción de que no tenía otro lugar a donde ir".

De forma similar, los horrores de los soldados muertos y heridos le atacaban diariamente. En Washington había cincuenta hospitales para los heridos. El edificio circular del Capitolio tenía 2.000 catres para los soldados heridos.

Lo normal es que muriesen unos cincuenta soldados diarios en esos hospitales temporales. Todo esto llevaba a Lincoln a sumergirse más en la providencia de Dios. "No podemos sino creer que aquel que hizo el mundo todavía lo gobierna", decía.

Su frase más famosa acerca de la providencia de Dios en relación con la Guerra Civil, fue su segundo discurso inaugural, dado un mes antes de ser asesinado. Es de destacar por no hacer de Dios un simple apoyo para la causa de la Unión o la Confederación. Él tiene sus propios propósitos y no excusa el pecado de ningún bando.

Con cariño esperamos, con fervor oramos, para que este azote de la guerra pase rápidamente ....

Sin embargo, si es la voluntad de Dios que continúe, hasta que la riqueza apilada por la esclavitud del hombre durante 200 años de trabajo no correspondido se hunda, y hasta que cada gota de sangre derramada con el látigo sea pagada con otra gota arrancada con la espada, como se dijo hace 3000 años, aún debe decirse: "todos los juicios del Señor son verdaderos y rectos".
Oro por todos aquellos de vosotros que sufren pérdidas, heridas y grandes tristezas. Para que esto despierte en vosotros, como hizo en Lincoln, no un vacío nihilismo, sino una profunda confianza en la infinita sabiduría y amor de la inescrutable providencia de Dios.

Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/lincoln-s-providence

La mejor forma de esclavitud. Devocional John Piper Solid Joys 11/02

1 Corintios 7:22: "Porque el que en el Señor fue llamado siendo esclavo, liberto es del Señor; asimismo el que fue llamado siendo libre, esclavo es de Cristo"
Yo me habría esperado que Pablo hubiese intercambiado las palabras "Señor" y "Cristo".

Él relaciona nuestra liberación con que Jesús es nuestro Señor ("liberto es del Señor"), y relaciona nuestra nueva esclavitud con que Jesús es nuestro Mesías ("esclavo es de Cristo"). Pero el hecho es que el Mesías vino a liberar a su pueblo de sus captores, y los señores toma el control de la vida de las personas.

¿Por qué lo dice de esta forma? Mi sugerencia es que el cambio tiene dos efectos sobre nuestra nueva libertad y otros dos efectos sobre nuestra nueva esclavitud.

Al llamarnos "libertos del Señor", asegura y limita nuestra nueva libertad:

1) Su señorío es sobre el de todos los otros señores, por tanto nuestra liberación no puede ser disputada. Es segura.

2) Pero aunque libres de todos los otros señores, no somos libres de Él. Nuestra libertad está misericordiosamente limitada.

Al llamarnos "esclavos de Cristo", afloja y endulza nuestra esclavitud:

1) El Mesías reclama a los suyos para sacarlos del confinamiento de la cautividad hacia espacios abiertos de paz. Isaías 9:7 dice "Lo dilatado de su imperio y la paz no tendrán límite".

2) Y los hace suyos para darles el gozo más dulce. Salmos 81:16: "Con miel de la peña les saciaría". Y la peña es Cristo.

Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/the-best-form-of-slavery

La fe salvadora no se satisface fácilmente. Devocional John Piper Solid Joys 10/02

Hebreos 11:14-16: "14...buscan una patria 15 pues si hubiesen estado pensando en aquella de donde salieron, ciertamente tenían tiempo de volver.16 Pero anhelaban una mejor, esto es, celestial..."
La fe puede ver el futuro que promete Dios, y lo "anhela". Medita en eso por un momento.

Mucha gente diluye lo que es la fe salvadora, convirtiéndola en una simple decisión que no produce un cambio en lo que uno desea y busca. Pero lo que dice este texto es que vivir y morir por fe significa tener nuevos deseos, y buscar nuevas satisfacciones.

El versículo 14 dice que los santos del pasado, los que están siendo alabados por su ejemplo de fe en Hebreos 11, estaban buscando un tipo diferente de patria a la que el mundo ofrecía. El versículo 16 dice que estaban anhelando algo mejor de lo que la existencia terrenal presente les podía ofrecer. Estaban tan atrapados por Dios, que nada que fuese menos que el cielo los podía satisfacer.

Así que esta es la verdadera fe salvadora: la que ve las promesas de Dios desde lejos y experimenta un cambio de valores, de forma que deseas y buscas esas promesas por encima de lo que el mundo tiene que ofrecer. 

Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/saving-faith-isn-t-easily-satisfied

Mejor que el dinero, el sexo y el poder. Devocional John Piper Solid Joys 09/02

Hebreos 10:35 "No perdáis, pues, vuestra confianza, que tiene grande galardón"
Necesitamos considerar la superioridad de Dios como nuestra gran recompensa, por encima de todo lo que el mundo tiene que ofrecer. Si no lo hacemos, amaremos el mundo como todos los demás, y viviremos como todos los demás.

Así que tomemos las cosas que dirigen el mundo y meditemos cuánto mejor y más permanente es Dios. Tomemos el dinero, el sexo o el poder y pensemos en ellos en relación con la muerte. La muerte se llevará a cada uno de ellos. Si es eso por lo que vivimos, no vamos a obtener mucho, y lo que obtengamos lo perderemos.

Pero el tesoro de Dios permanece. Dura. Va más allá de la muerte. Es mejor que el dinero porque Dios es el dueño de todo el dinero y es nuestro Padre. 1 Corintios 3:22-23 dice: "... todo es vuestro, y vosotros de Cristo, y Cristo de Dios".

Es mejor que el sexo. Jesús nunca tuvo relaciones sexuales, y es el ser humano más pleno y completo que nunca existirá. El sexo es una sombra, una imagen de una realidad mayor, de una relación y un placer que hará que el sexo parezca un bostezo.

La recompensa de Dios es mejor que el poder. No hay poder humano que sea mayor que el de ser un hijo del Dios Todopoderoso. 1 Corintios 6:3 dice : "¿O no sabéis que hemos de juzgar a los ángeles?"

Y así sucede una y otra vez. Para todo lo que el mundo tiene que ofrecer, Dios es mejor y más permanente. No hay comparación. Dios gana siempre. La pregunta es ¿le tendremos a Él? ¿nos despertaremos del trance de estupefacción que nos produce este mundo y le veremos, creeremos, nos regocijaremos y le amaremos?

Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/better-than-money-sex-and-power