jueves, 23 de abril de 2015

¿Qué hacer cuando Dios se siente distante? Ask Pastor John

Brandon nos escribe con una pregunta bastante común: "¿Qué hacer cuando Dios parece estar silencioso durante mucho tiempo? casi no siento gozo. Acudo a las Escrituras una y otra vez, y la mayoría de las veces las dejo sintiéndome desanimado, sintiendo que no he recibido ayuda. Oro continuamente, pero siento que no obtengo respuesta. Estoy tan abatido, ¿qué puedo hacer Pastor John?"

Brandon, me compadezco por esa distancia y oscuridad que sientes. Tu situación es tan común en el pueblo de Dios, que se han escrito muchos muchos libros acerca de esta experiencia de oscuridad y distancia. Se que el hecho de que se hayan escrito libros no hace tu experiencia más fácil, pero el hecho de darte cuenta de que yo y otros miles de personas han pasado por temporadas como esa, puede ayudarte a no dudar de tu posición delante de Dios.

Me gustaría conocerte mejor para asegurarme de que de verdad entiendes el evangelio de Jesús, que Él murió por pecadores como nosotros, de que absorbió la ira de Dios contra su pueblo, de que cubrió nuestros pecados pagando el precio del sufrimiento y la muerte que nosotros merecíamos, de que se levantó de los muertos para dar una esperanza invencible, de que obtuvo la promesa del Nuevo Pacto para que su gente nunca cayese en la destrucción, y que todo esto lo pone ante nosotros solo por gracia, cuando nos vemos a nosotros mismos como personas desesperadas y recibimos como un niño pequeño todo lo que Dios es para nosotros en Cristo, cuando lo aceptamos como nuestro mayor tesoro. Esto es el Evangelio.

Por eso me quiero asegurar de que estás descansando en esto, aceptando esto, aunque estés experimentando algunos sentimientos de distancia con Dios ahora mismo. Espero que estés rendido completamente sobre eso. Pero aún así se que hay temporadas de oscuridad, por lo que voy a intentar responder tu otra pregunta ¿qué hago?

Permite que te apunte el patrón bíblico para responder esta pregunta. Es como si la Biblia escuchase tu pregunta y la respondiese, y el resumen de la respuesta es el siguiente: Búscale continuamente y espera por Él. Busca y espera. La parte de buscar está en Salmos 27:8-9: "8 Mi corazón ha dicho de ti: Buscad mi rostro. Tu rostro buscaré, oh Yahweh; 9 No escondas tu rostro de mí".

¿Y cómo ha de ser esta búsqueda? Los salmos nos sirven de gran ayuda en esto. Están llenos de ejemplos. Salmos 6:2-3 dice: "2 Ten misericordia de mí, oh Yahweh, porque estoy enfermo; Sáname, oh Yahweh, porque mis huesos se estremecen. 3 Mi alma también está muy turbada; Y tú, Yahweh, ¿hasta cuándo?". O considera Salmos 13:1-2: "1 ¿Hasta cuándo, Yahweh? ¿Me olvidarás para siempre? ¿Hasta cuándo esconderás tu rostro de mí? 2 ¿Hasta cuándo pondré consejos en mi alma, Con tristezas en mi corazón cada día?". O Salmos 90:13-14: "13 Vuélvete, oh Yahweh; ¿hasta cuándo? Y aplácate para con tus siervos. 14 De mañana sácianos de tu misericordia". En estos salmos tenemos un cuadro de gente que no sabe cuánto tiempo va a durar esto. Aparentemente Dios se ha ido, y no experimentan mucha satisfacción en Él, y es por eso que están clamando por ello. Así que tenemos que buscar al Señor clamándole continuamente de esta forma, para que se muestre en poder y se revele. Así que no pares de buscarle solo porque haya pasado mucho tiempo.

Luego está la parte de esperar. Hay muchas partes en la Biblia que nos dicen: "¡Espera!, ¡Espera!". Docenas de pasajes. Salmos 37:7 dice: "Guarda silencio ante Yahweh, y espera en él. No te alteres con motivo del que prospera en su camino". Hay gente a la que le va bien y que te está dejando atrás, pero no te alteres por eso. Espera. Salmos 27:14 dice: "Aguarda a Yahweh; Esfuérzate, y aliéntese tu corazón; Sí, espera a Yahweh".

Quizás el que más me anima de todos es el Salmo 40. Recuerdo que cuando llegué a mi iglesia, Bethlehem, quería que la gente supiese como me sentía en esas temporadas de distancia y oscuridad. Así que ese verano (creo que fue el verano del 80 o del 81), prediqué los Salmos de Verano, creo que así los llamé. Y uno de ellos se llamaba En el foso de la destrucción con un rey, basado en Salmos 40. Este es el versículo 1: "Pacientemente esperé a Yahweh", y no hay indicación de cuánto tiempo esperó. Simplemente dice "esperé". Luego dice "Y se inclinó a mí, y oyó mi clamor. Y me hizo sacar del pozo de la desesperación, del lodo cenagoso", entre los versículos 1 y 2. Así que David estuvo ahí durante un tiempo, no sabemos cuanto tiempo, estuvo en un pozo y en un lodo cenagoso. Luego finalmente experimenta la venida de Dios en los versículos 2 y 3, donde dice: "Puso mis pies sobre peña, y enderezó mis pasos. Puso luego en mi boca cántico nuevo, alabanza a nuestro Dios. Verán esto muchos, y temerán, Y confiarán en Yahweh". Y en estas últimas palabras, escuchamos uno de los propósitos de Dios.

Porque te puedes preguntar, ¿Por qué Dios le hizo esto a David? ¿Por qué me lo hace a mí? ¿Por qué nos dejó en un pozo desesperando? Su respuesta es: "muchos verán esto y temerán, y confiarán en el Señor" (que es el versículo 3). Es como un tipo extraño de evangelismo, de verdad lo es. Pero ten ánimo, porque eso es lo que puede que esté haciendo Dios en tu vida. Lo que quiero decir es que el mundo no solo necesita gente contenta y exitosa. El mundo también necesita gente que haya caminado a través de la oscuridad y haya salido por el otro lado del túnel en cierto modo, para que puedan entender por lo que están pasando.

Así que mi propia experiencia, mis penas, mis luchas y el haber sentido la distancia de Dios, me han hecho un mejor pastor, un pastor más efectivo, y no menos. Por eso quiero animar a la gente que tiene la tentación de pensar que pasar por esto no tiene sentido.

Y si me preguntas ¿cuánto durará? no lo sé. Solo sé que no debes abandonar. No abandones.

Tuve un amigo que estuvo en mucho depresión durante ocho años, estuvo deprimido hasta el punto de casi quedar inmóvil. Si te lo describiese, creo que sería mucho más de lo que tú experimentas ahora. Entonces un día, después de años de estar memorizando las Escrituras, de continuar, esperar y buscar, algo sucedió. Dios irrumpió e hizo que mi amigo se quebrantase, saliendo de la depresión. Seguí en contacto con él hasta el día que murió, y nunca volvió a caer en lo mismo. Siempre remarcó el hecho de que continuó con la Palabra incluso cuando no podía sentir mucho y apenas podía funcionar. Siguió en la Palabra y buscó al Señor.

Así que quizás un libro no te sea de mucha ayuda en estos momentos. Hay veces que el hecho de que te digan que hay un libro acerca de tu situación no te ayuda cuando estás deprimido. Pero si ese no es tu caso, y te suena esperanzador, escribí un libro sobre esto, porque Brandon, me han hecho esta pregunta tantas veces de ¿qué pasa si no tengo gozo? ¿qué pasa si Dios se siente distante? que escribí el libro Cuando no deseo a Dios, y te lo enviaré cuando te sientas con fuerzas. Pero permite que ore por ti para que Dios tome todo esto y te ayude.

Padre, solo quiero terminar con una oración rápida por Brandon, para que tu obres, para que vuelvas a él. Abre sus ojos, concédele la vista, haz que pueda ver, concédele que pueda sentir lo precioso que eres y el amor que Tú tienes por él. Te oro esto en el nombre de Jesús.

Amén

Traducido de: http://www.desiringgod.org/interviews/what-to-do-when-god-feels-distant




domingo, 19 de abril de 2015

Sirve a Dios con tu sed. Devocional John Piper Solid Joys 16/06

2 Corintios 5:9: "Por tanto procuramos también, o ausentes o presentes, serle agradables"
¿Qué pasaría si descubrieses, como hicieron los fariseos, que has dedicado tu vida entera a intentar agradar a Dios, pero has estado haciendo cosas que a la vista de Dios son abominaciones (Lucas 16:14-15)?

Alguien podría decir: "No creo que eso sea posible. Dios no rechazaría a una persona que ha estado tratando de agradarle". ¿Pero ves lo que ha hecho al decir esto? ha basado su convicción de lo que agrada a Dios en su idea de cómo es Dios. Es por eso que debemos comenzar por el carácter de Dios.

Dios es como un manantial en una montaña, no como un abrevadero. El manantial se abastece a sí mismo, desborda constantemente y suple a otros. Pero el abrevadero necesita ser llenado con una bomba o con cubos.

Si quieres glorificar el valor de un abrevadero, trabajas duramente para mantenerlo lleno y útil. Pero si quieres glorificar el valor de un manantial, lo haces agachándote sobre tus manos y tus rodillas y bebiendo hasta que estés lleno, hasta que tengas el refrigerio y la fuerza para volver al valle y decirle a la gente lo que has encontrado.

Mi esperanza como un pecador desesperado depende de esta verdad bíblica: Dios es el tipo de Dios que estará complacido con lo que tengo que ofrecer: mi sed. Es por eso que la soberana libertad y autosuficiencia de Dios son tan preciosas para mi: son el fundamento de mi esperanza en que Dios no se deleita por los recursos que llevan los cubos, sino por los pecadores quebrantados que se inclinan para beber de la fuente de gracia.

Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/serve-god-with-your-thirst

La luna de miel que nunca termina. Devocional John Piper Solid Joys 15/06

Isaías 62:5 "Pues como el joven se desposa con la virgen, ... , así se gozará contigo el Dios tuyo".
Cuando Dios hace bien a su pueblo, no es como si se tratase de un juez receloso que muestra amabilidad a un criminal que encuentra despreciable (aunque esta analogía tiene algo de verdad); más bien es como un novio mostrando afecto a su nova.

A veces hacemos chistes sobre el matrimonio y decimos: "Se acabó la luna de miel". Pero eso sucede porque somos finitos. No podemos mantener el nivel de intensidad de una luna de miel y el mismo afecto. Sin embargo Dios dice que su gozo sobre su pueblo es como el de un novio sobre su novia.

Está hablando de una intensidad, placer, energía, emoción, entusiasmo y disfrute que es como el de una luna de miel. Está intentando introducir en nuestros corazones lo que quiere decir cuando habla de regocijarse sobre nosotros con todo el corazón.

Y a esto podemos añadir que una luna de miel con Dios nunca finaliza. Él es infinito en poder, sabiduría, creatividad y amor, y se asegurará de que nos hagamos cada vez más hermosos eternamente, y tiene infinita creatividad para pensar nuevas cosas que hacer juntos, de forma que nunca haya aburrimiento durante los próximos trillones de edades de milenios.


Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/the-honeymoon-that-never-ends

¿Cuánto quiere bendecirte Dios? Devocional John Piper Solid Joys 14/06

Deuteronomio 30:9  ... Yahweh volverá a gozarse sobre ti para bien ...
Dios no nos bendice a regañadientes. Hay agrado en la forma en que Dios nos hace bien. Él no espera que nosotros vayamos. Nos busca porque es su gozo el hacernos bien. Dios no nos está esperando, nos está persiguiendo. Esa es de hecho la traducción literal de Salmos 23:6: "Ciertamente el bien y la misericordia me [per]seguirán todos los días de mi vida".

Dios ama mostrar misericordia. Permite que lo diga otra vez. Dios ama mostrar misericordia. No duda o está indeciso o tentativo en sus deseos de hacer bien a su pueblo. Su ira se libera pulsando un cierre de seguridad que está duro, pero su misericordia tiene un gatillo suave. Eso es lo que quiso decir cuando bajó sobre el Monte Sinaí y dijo a Moisés en Éxodo 34:6: " ¡Yahweh! ¡Yahweh! fuerte, misericordioso y piadoso; tardo para la ira, y grande en misericordia y verdad".

Dios nunca es una persona irritable o inquieta. Su furia nunca tiene una mecha corta. Más bien es infinitamente enérgico con un entusiasmo absolutamente ilimitado y sin fin para cumplir lo que le deleita.

Esto es difícil de comprender para nosotros, porque tenemos que dormir todos los días solo para poder mantener el ritmo, sin mencionar el conseguir prosperar. Tenemos altibajos en nuestros disfrutes. Un día estamos aburridos y desanimados, y al siguiente nos sentimos esperanzados y emocionados.

Somos como un géiser, que borboteamos, escupimos y estallamos de manera errática. Pero Dios es como las cataratas del Niagara, que las ves y piensas: esto no puede seguir continuando con esa fuerza año tras año.

Esa es la forma en que Dios es para hacernos bien. Nunca se cansa de ello. Nunca se aburre de ello.

Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/how-much-god-wants-to-bless-you



¿Quién mató a Jesús? Devocional John Piper Solid Joys 13/06

Romanos 8:32: "El que no escatimó ni a su propio Hijo, sino que lo entregó por todos nosotros, ¿cómo no nos dará también con él todas las cosas?"

Uno de mis amigos que solía ser pastor en Illinois, estaba predicando a un grupo de prisioneros en una penitenciaria estatal en Semana Santa hace varios años. En cierto punto de su mensaje, hizo una pausa y le preguntó a los hombres si sabían quien había matado a Jesús.

Algunos dijeron que los soldados. Otros que los Judíos, y otros que Pilato. Después de que se hizo silencio, mi amigo simplemente dijo: "Lo mató su Padre".

Eso es lo que dice la primera mitad de Romanos 8:32: Dios no escatimó ni a su propio Hijo, sino que lo entregó a la muerte. Hechos 2:23 dice: "a éste [Jesús], entregado por el determinado consejo y anticipado conocimiento de Dios, prendisteis y matasteis por manos de inicuos, crucificándole". Isaías 53 aún lo dice más crudamente en Isaías 53:4 y 10: "... Nosotros le tuvimos por azotado, por herido de Dios y abatido ... Con todo eso, Yahweh  (¡su Padre!) quiso quebrantarlo, sujetándole a padecimiento".

O como dice Romanos 3:25: "a quien Dios puso como propiciación por medio de la fe en su sangre". Tal y como Abraham levantó el cuchillo sobre el pecho de su hijo Isaac, pero luego dejó a su hijo porque había un cordero en un arbusto, Dios Padre levantó el cuchillo sobre el pecho de su propio Hijo, Jesús, pero no lo escatimó, porque Él era el cordero; Él era el sustituto.

Dios no escatimó a su propio Hijo porque era la única forma en que podía escatimarnos a nosotros. La culpa de nuestras transgresiones, el castigo de nuestras iniquidades, la maldición de nuestro pecado, nos hubiese llevado sin posibilidad de escape a la destrucción del infierno. Pero Dios no escatimó a su propio Hijo, lo dio para ser herido por nuestras transgresiones, aplastado por nuestras iniquidades, y crucificado por nuestros pecados.

Este versículo es para mí el más precioso de la Biblia, porque el fundamento de la promesa de la gracia venidera de Dios que lo abarca todo, es que el Hijo de Dios llevó en su cuerpo todo mi castigo, mi culpa, mi condenación, mi acusación, mi falta y mi corrupción, para que pueda estar ante un Dios grande y santo, habiendo sido perdonado, reconciliado, justificado, aceptado y ser el beneficiario de inexpresables promesas de deleite para siempre a su diestra.

Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/who-killed-jesus

Ayuda mi incredulidad. Devocional John Piper Solid Joys 12/06

Romanos 12:3 "Digo, pues, por la gracia que me es dada, a cada cual que está entre vosotros, que no tenga más alto concepto de sí que el que debe tener, sino que piense de sí con cordura, conforme a la medida de fe que Dios repartió a cada uno"
En el contexto de este versículo, Pablo está preocupado por las personas que estaban "teniendo más alto concepto de sí de lo que deberían tener". Su remedio final para este orgullo, es decir que los dones espirituales no son el único resultado de la gracia libre de Dios en nuestras vidas, sino que también lo es la misma fe con la que utilizamos esos dones.

Esto quiere decir que cualquier posible base para presumir es eliminada. ¿Cómo podemos presumir si incluso la calificación para recibir los dones es un don?

Esta verdad tiene un profundo impacto en nuestra manera de orar. Jesús nos da un ejemplo en Lucas 22:31-32. Antes de que Pedro lo niegue tres veces, Jesús le dice: "31 Dijo también el Señor: Simón, Simón, he aquí Satanás os ha pedido para zarandearos como a trigo; 32 pero yo he rogado por ti, que tu fe no falte; y tú, una vez vuelto, confirma a tus hermanos".

Jesús ora para que la fe de Pedro sea mantenida incluso a través del pecado, porque sabe que Dios es el que mantiene la fe. Así que debemos orar por nosotros mismos y por otros de la misma forma.

Así pues, el hombre que tenía un hijo epiléptico clamó en Marcos 9:24 "Creo; ayuda mi incredulidad". Esta es una buena oración. Reconoce que sin Dios no podemos creer de la forma que debemos.

Oremos diariamente diciendo "Señor, gracias por mi fe. Sostenla. Fortalécela. Hazla más profunda. No dejes que falle. Haz que sea el poder de mi vida, de manera que en todo lo que haga, tú te lleves la gloria por habérmela dado. Amén".

Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/help-my-unbelief

Fe por el futuro. Devocional John Piper Solid Joys 11/06

2 Corintios 1:20 "Porque todas las promesas de Dios son en él sí, ..."
Si todas las promesas de Dios encuentran su sí en Jesús, entonces confiar ahora en el presente, es creer que sus promesas se realizarán.

No se trata de dos tipo de fe distintos, una que confía en Él y otra que cree sus promesas. Creer en Jesús significa creer que Él cumple su palabra. Estar satisfechos en el presente con el Jesús crucificado y resucitado incluye la creencia de que que en cada movimiento futuro, por toda la eternidad, nada nos separará de su amor, o evitará que él obre en todas las cosas para bien.

Uniendo todo, diría que la belleza espiritual que necesitamos aceptar es la belleza de que Dios estará ahí para nosotros en el futuro, y que esto está certificado por la gloriosa gracia del pasado.

Necesitamos probar ahora la belleza espiritual de Dios en todos sus logros pasados, especialmente en la muerte y resurrección de Cristo por nuestros pecados, y también en todas sus promesas. Nuestra confianza debe estar en todo lo que Dios mismo será para nosotros en el instante siguiente, en el mes siguiente, y en las infinitas eras de la eternidad. 2 Corintios 4:6 "para iluminación del conocimiento de la gloria de Dios en la faz de Jesucristo".

Es Él y solamente Él quien dará satisfacción al alma en el futuro. Y es el futuro el que tiene que asegurarse con las riquezas espirituales de gloria, si queremos vivir vidas cristianas radicales como las que Cristo nos llama a vivir aquí y ahora.

Si nuestro disfrutar actual de Cristo, nuestra fe de ahora, no lleva incluida en ella el sí a todas las promesas de Dios, no abrazará el poder del servicio radical en la fuerza que Dios suministrará en cada momento del futuro (ver 1 Pedro 4:11)

Es mi oración que reflexionar de esta forma sobre la esencia de la fe, nos ayude a evitar las afirmaciones superficiales y demasiado simples sobre el creer en las promesas de Dios. Se trata de algo profundo y maravilloso.

Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/faith-for-the-future

Cuando la razón sirve a la rebelión. Devocional John Piper Solid Joys 10/06

Proverbios 22:13 "Dice el perezoso: El león está fuera; Seré muerto en la calle"
Este proverbio no dice lo que yo esperaba. Hubiera esperado que dijese: "El cobarde dice: El león está fuera; seré muerto en la calle", pero en lugar de eso dice "perezoso" no "cobarde". Así que la emoción que está en control es la pereza, no el temor.

Pero ¿qué tiene que ver la pereza con el peligro de un león en la calle? No se suele decir: "Este hombre es demasiado perezoso para trabajar porque hay un león fuera".

La enseñanza es que el perezoso crea circunstancias imaginarias para justificarse por no hacer su trabajo, y por eso cambia el enfoque del vicio de la pereza al peligro de los leones. Nadie aprobaría que se estuviese en casa todo el día simplemente porque es perezoso.

Hay una profunda enseñanza bíblica que necesitamos conocer, y es que nuestro corazón explota nuestra mente para justificar lo que el corazón quiere. Es decir, nuestros deseos más profundos preceden al funcionamiento racional de nuestra mente, e inclinan a la mente a percibir y pensar de tal forma que los deseos parezcan estar bien.

Eso es lo que está haciendo el perezoso. En lo más profundo del corazón desea quedarse en casa y no ir a trabajar. Pero no hay una buena razón para quedarse en casa. ¿Qué es lo que hace entonces? ¿Vence su mal deseo? No, sino que utiliza su mente para crear circunstancias irreales que justifiquen su deseo.

Hacer el mal que amamos nos hace hostiles a la luz de la verdad. En esta condición la mente se convierte en una fábrica de medias verdades, equivocaciones, argucias, evasiones y mentiras. Cualquier cosa con tal de proteger los malos deseos del corazón, para evitar que sean expuestos y destruidos.

Consideremos esto y seamos sabios.

Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/when-reason-serves-rebellion

sábado, 18 de abril de 2015

La oración es para los pecadores. Devocional John Piper Solid Joys 09/06

Lucas 11:1: "...Señor, enséñanos a orar..."

Dios responde las oraciones de los pecadores, no de la gente perfecta. Y si no nos centramos en la cruz y nos damos cuenta de esto al orar, nos podemos quedar totalmente paralizados en la oración.

Podría mostrarte muchos textos del Antiguo Testamento en los que Dios escucha el clamor de la gente pecadora, gente que buscan ser librados porque sus pecados los han metido en problemas (Por ejemplo Salmos 38:4, 15, 40:12-13; 107:11-13). Pero permíteme que te lo muestre de dos maneras en Lucas 11.

En esta versión del padrenuestro que está en los versículos 2 al 4 Jesús dice: "Cuando oréis, decid" ... y luego en el versículo 4 incluye la petición "Y perdónanos nuestros pecados". Por tanto, si conectas el principio de la oración con la mitad, lo que está diciendo es: "Siempre que oréis decid ... perdona nuestros pecados".

Esto quiere decir que el pedir perdón debería formar parte de la oración tanto como el "santificado sea tu nombre", lo cual significa que Jesús asume que necesitamos buscar perdón prácticamente cada vez que oramos.

En otras palabras, siempre somos pecadores. Nada de lo que hacemos es perfecto. Como dijo Martín Lutero en su lecho de muerte "somos pordioseros, es verdad". No importa cuan obedientes hayamos sido antes de orar. Siempre vamos al Señor como pecadores, todos nosotros. Y Dios no desecha las oraciones de los pecadores cuando oran de estas forma.

El segundo lugar donde veo que se enseña es en el versículo 13: "Pues si vosotros, siendo malos, sabéis dar buenas dádivas a vuestros hijos, ¿cuánto más vuestro Padre celestial dará el Espíritu Santo a los que se lo pidan?"

Jesús, en un lenguaje bastante fuerte, llama a sus discípulos "malos". Y con eso no quiere decir que ya no tenían comunión con Él ni que sus oraciones no fuesen a ser contestadas.

Lo que quería decir es que, mientras dure esta era, incluso sus propios discípulos tendrán una inclinación al mal que contaminará todo lo que hacen. Pero eso no evitará que hagan mucho bien.

Somos a la vez malos y redimidos. Gradualmente estamos venciendo nuestro mal por el poder del Espíritu Santo. Pero la corrupción con la que nacemos no es destruida por nuestra conversión.

Somos pecadores y pordioseros. Y si reconocemos este pecado, luchamos contra él, y nos aferramos a la cruz de Cristo como nuestra esperanza, entonces Dios nos escuchará y responderá nuestras oraciones.

Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/prayer-is-for-sinners

Glorifica a Dios en tu cuerpo. Devocional John Piper Solid Joys 08/06

1 Corintios 6:20 "Porque habéis sido comprados por precio; glorificad, pues, a Dios en vuestro cuerpo ... "
Adoración es el término que utilizamos para cubrir todos los actos del corazón, de la mente y del cuerpo que intencionalmente expresan el infinito valor de Dios. Para esto fuimos creados.

No pensemos en el servicio de adoración cuando pensamos en adoración. Hacer eso es una tremenda limitación que no se encuentra en la Biblia. Toda la vida se supone que debe ser adoración.

Por ejemplo, el desayuno, o los tentempiés de media mañana. 1 Corintios 10:31 dice: "Si, pues, coméis o bebéis, o hacéis otra cosa, hacedlo todo para la gloria de Dios". Comer y beber son las cosas más básicas que podemos hacer. ¿Qué puede ser más real y humano que eso?

O tomemos el sexo, por ejemplo. Pablo dice que la alternativa a la fornicación es la adoración. Dice 1 Corintios 6:18-20.

18 Huid de la fornicación. Cualquier otro pecado que el hombre cometa, está fuera del cuerpo; mas el que fornica, contra su propio cuerpo peca.19 ¿O ignoráis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, el cual está en vosotros, el cual tenéis de Dios, y que no sois vuestros? 20 Porque habéis sido comprados por precio; glorificad, pues, a Dios en vuestro cuerpo ...
O tomemos por ejemplo la muerte, como ejemplo final. Es algo que haremos con nuestro cuerpo. De hecho, será lo último que hagamos con nuestro cuerpo sobre la tierra. El cuerpo dice adiós. ¿Cómo adoraremos a Dios con este último acto de nuestro cuerpo? Vemos la respuesta en Filipenses 1:20-21. Pablo dice que su esperanza es que Cristo sea exaltado en su cuerpo y muerte. Entonces dice: "Porque para mí ... morir es ganancia". Expresamos el infinito valor de Cristo al morir considerando la muerte como ganancia.

Tienes un cuerpo. Pero no es tuyo "Porque habéis sido comprados por precio; glorificad, pues, a Dios en vuestro cuerpo". Siempre estás en un templo, siempre estás adorando.

Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/glorify-god-in-your-body

Vivimos por fe. Devocional John Piper Solid Joys 07/06

Gálatas 2:20 "... y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí"
La fe es una pareja perfecta para la gracia venidera de Dios. Se corresponde con la libertad y suficiencia de la gracia, y llama la atención a la gloriosa fiabilidad de Dios.

Una de las implicaciones importantes de esta conclusión, es que la fe que justifica y la fe que santifica no son dos tipos de fe diferentes. Santificar simplemente significa hacer santo, o ser transformados a semejanza de Cristo. Todo es por gracia.

Por eso, también debe hacerse a través de la fe, ya que la fe es el acto del alma que conecta con la gracia y la recibe, y la canaliza como poder para la obediencia, y la salvaguarda de ser desechada a través de la jactancia humana.

Pablo hace explícita la conexión entre la fe y la santificación en Gálatas 2:20: "vivo en la fe". La santificación es por el Espíritu y por la fe, que es otra forma de decir que es por gracia y por fe. El Espíritu es el "Espíritu de gracia" (Hebreos 10:29). Dios nos hace santos a través de la obra de su Espíritu, pero el Espíritu obra a través de la fe en el evangelio.

La simple razón por la que la fe que justifica es también la fe que santifica, es que tanto la justificación como la santificación son obras de la gracia soberana. No son el mismo tipo de obra, pero son ambos obras de gracia. Tanto la santificación como la justificación son "gracia sobre gracia".

El corolario de la gracia libre es la fe. Si tanto la justificación como la santificación son obras de gracia, es natural que ambas sean por fe.

Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/we-live-by-faith

Todos hostiles a Dios. Devocional John Piper Solid Joys 06/06

Colosenses 1:21-22: "21 Y a vosotros también, que erais en otro tiempo extraños y enemigos en vuestra mente, haciendo malas obras, ahora os ha reconciliado 22 en su cuerpo de carne, por medio de la muerte ...
Las mejores noticias del mundo son que nuestra enemistad con Dios ha terminado, y hemos sido reconciliados con el juez del universo. Dios ya no está contra nosotros, sino por nosotros. Tener este omnipotente amor de nuestro lado nos roba poderosamente el alma. La vida se convierte en completamente libre y atrevida cuando el Ser más poderoso que existe está de tu lado.

Pero el mensaje completo de salvación de Pablo no supone buenas noticias para aquellos que rechazan el diagnóstico de Colosenses 1:21.Él dice: "en otro tiempo erais extraños y enemigos en vuestra mente".

¿A cuánta gente conoces que dice "soy hostil a Dios en mi mente"? La gente rara vez dice "odio a Dios". Así que ¿qué quiere decir Pablo cuando habla de que la gente era "enemiga de Dios en la mente" antes de ser reconciliada por la sangre de Cristo?

Creo que quiere decir que la hostilidad es hacia el verdadero Dios, pero la gente no se permite pensar acerca del verdadero Dios. Imaginan a Dios de la forma que les gustaría que este fuese, lo que pocas veces incluye la posibilidad de que puedan estar en serios problemas con Él.

Pero en lo que respecta al verdadero Dios, al que es soberano sobre todas las cosas, incluyendo la enfermedad y las calamidades, todos éramos enemigos de Él. Pablo dice que en el fondo, odiábamos su poder y autoridad absolutas.

El que cualquiera de nosotros seamos salvos se debe a la maravillosa verdad de que la muerte de Cristo obtuvo la gracia con la que Dios conquistó nuestros corazones, e hizo que amasemos al que antes odiábamos.

Hay muchos que aún están aprendiendo a no ser hostiles a Dios. Es bueno que Él sea gloriosamente paciente.

Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/all-hostile-to-god

Confiable en lo trivial. Devocional John Piper Solid Joys 05/06

Mateo 6:33: "Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas"
Uno de los testimonios más poderosos de que la gracia venidera de Dios es suficiente para todo, es el principio de la fe, que ha guiado la vida de tantos misioneros, especialmente la de los de la Compañía misionera de ultramar (OMF).

Sin querer condenar a los que siguen un patrón diferente, la práctica de los que siguen los pasos de Hudson Taylor ha sido la de motivar los corazones de la gente a dar por medio de hablar a Dios, y no a las personas.

James H. Taylor, el bisnieto del fundador, explica como esta fe en la gracia venidera, que tiene su raíz en las demostraciones de gracia pasada, honra a Dios.

Comenzamos en una posición de fe. Creemos que Dios existe. Nos hemos convencido de esto en distintas maneras, pero todos nosotros hemos experimentado la gracia de Dios al llevarnos a conocerle a través de Jesucristo, y del nuevo nacimiento por Su Espíritu. Creemos que tenemos buena base para creer en Él a través del hecho histórico de la resurrección de Jesucristo de entre los muertos: creemos que alguien que dijo que moriría y resucitaría, y después lo hizo, es creíble en cualquier otra cosa. Por eso, estamos preparados para confiar en Él, no solamente por la salvación eterna de nuestras almas, sino para la provisión práctica de nuestro pan diario y apoyo financiero. La OMF publica testimonios de la asombrosa fidelidad de Dios para demostrar la gloria de su gracia venidera que todo lo satisface. "Queremos demostrar que se puede confiar en Dios para hacer todo lo que dice que hará, compartiendo como nos ha provisto para nuestras necesidades triviales como billetes de avión, comidas, gastos médicos, y el apoyo regular de un grupo completo de cristianos durante más de cien años.
La OMF está comprometida a glorificar lo confiable que es Dios. Tanto en su mensaje como en su método. Hudson Taylor lo dijo así: "Hay un Dios viviente, este ha hablado en la Biblia. De verdad quiso decir lo que dijo, y hará lo que ha prometido".

Las vidas de fe son el gran espejo que refleja que podemos depender de Dios.

Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/dependable-in-the-mundane

Lo que enorgullece a Dios. Devocional John Piper Solid Joys 04/06

Hebreos 11:16 "Pero anhelaban una mejor, esto es, celestial; por lo cual Dios no se avergüenza de llamarse Dios de ellos; porque les ha preparado una ciudad"

Tengo muchos deseos de que Dios me diga lo mismo que a Abraham, Isaac, y Jacob: "no me avergüenzo de ser llamado vuestro Dios".

Aunque suena arriesgado, ¿no quiere decir esto que Dios podría estar "orgulloso" de ser llamado mi Dios? Afortunadamente, esta maravillosa posibilidad está rodeada por razones en Hebreos 11:6: una tras otra.

Tomemos primero la del final: "Dios no se avergüenza de llamarse Dios de ellos; porque les ha preparado una ciudad".

La primera razón que da por la que Dios no se avergüenza de ser llamado su Dios, es que Él ha hecho algo por ellos. Les ha preparado una ciudad, una ciudad celestial "cuyo arquitecto y constructor es Dios". Así que la primera razón por la que no se avergüenza, es que ha estado trabajando para ellos, y no al revés.

Ahora consideremos la razón que da al principio. Dice "Ellos anhelaban una patria mejor, esto es, la celestial. Por lo cual Dios no se avergüenza de llamarse Dios de ellos".

El "por lo cual" señala que se acaba de dar una razón para que Dios no esté avergonzado. Y la razón es el deseo de ellos. Ellos deseaban una patria mejor, es decir, una mejor que la terrenal en la que vivían, una celestial.

Cuando deseamos más esta ciudad que todo lo que el mundo nos puede dar, Dios no se avergüenza de ser llamado nuestro Dios. Cuando valoramos mucho todas las promesas que hay para nosotros, Él se enorgullece de ser llamado nuestro Dios. Esto son buenas noticias.

Así que abramos los ojos a una patria mejor y a la ciudad de Dios, y deseemos esta patria con todo el corazón. Dios no se avergonzará de ser llamado nuestro Dios.

Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/what-makes-god-proud

Fe por lo imposible. Devocional John Piper Solid Joys 03/06

Romanos 4:20-21: "20 ... Se fortaleció en fe, dando gloria a Dios, 21 plenamente convencido de que era también poderoso para hacer todo lo que había prometido"

Pablo piensa en una razón especial por la cual la fe glorifica la gracia venidera de Dios. Por ponerlo de forma simple, la razón es que la fe que glorifica a Dios es una confianza orientada al futuro, una confianza en la integridad de Dios y en su poder y sabiduría para cumplir todas sus promesas.

Pablo ilustra esta fe con la respuesta de Abraham a la promesa de Dios de que él sería el padre de multitud de naciones. Romanos 4:18 dice: "Él creyó en esperanza contra esperanza", es decir, él tuvo fe en la gracia venidera de la promesa de Dios.

Romanos 4:19-21

19 Y no se debilitó en la fe al considerar su cuerpo, que estaba ya como muerto (siendo de casi cien años), o la esterilidad de la matriz de Sara. 20 Tampoco dudó, por incredulidad, de la promesa de Dios, sino que se fortaleció en fe, dando gloria a Dios, 21 plenamente convencido de que era también poderoso para hacer todo lo que había prometido;

La fe de Abraham era una fe en la promesa de Dios de hacerle padre de multitud de naciones. Esta fe glorificaba a Dios porque ponía la atención en todos los recursos de Dios que serían necesarios para cumplir la promesa.

Abraham era demasiado anciano para tener niños, y Sara era estéril. Y no solo eso, sino que ¿cómo pueden uno o dos hijos convertirse en la "multitud de naciones" de las que Dios le dijo a Abraham que sería padre? Todo parecía totalmente imposible.

Por eso la fe de Abraham glorificó a Dios, al estar completamente seguro de que el podría hacer y haría lo imposible.

Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/faith-for-the-impossible

jueves, 16 de abril de 2015

¿Quiénes son los hijos de Abraham? Devocional John Piper Solid Joys 02/06

Génesis 12:3 "... y serán benditas en ti todas las familias de la tierra"
Tu que esperas en Cristo y le sigues en obediencia de fe, eres descendiente de Abraham, y heredero de las promesas de su pacto.

Dios dijo a Abraham en Génesis 17:4: "He aquí mi pacto es contigo, y serás padre de muchedumbre de gentes". Pero el Génesis deja claro que Abraham no fue el padre de una multitud de naciones en un sentido físico o político. Por tanto, el significado de la promesa de Dios, fue probablemente que una multitud de naciones de alguna manera disfrutaría de las bendiciones de ser hijos aunque no estuvieran físicamente relacionados con Abraham.

No hay duda de lo que Dios quería decir en Génesis 12:3 cuando le dijo a Abraham: "... y serán benditas en ti todas las familias de la tierra". Desde el mismo principio, Dios tenía en mente que Jesucristo sería el descendiente de Abraham, y que todo el que confiase en Cristo se convertiría en heredero de la promesa de Abraham.

Así que dice en Gálatas 3:29: "Y si vosotros sois de Cristo, ciertamente linaje de Abraham sois, y herederos según la promesa".

Cuando Dios dijo a Abraham hace 4.000 años "He aquí mi pacto es contigo, y serás padre de muchedumbre de gentes", abrió el camino para que cualquiera de nosotros, sin importar de que nación seamos, nos podamos convertir en hijos de Abraham y herederos de las promesas de Dios. Todo lo que tenemos que hacer es compartir la fe de Abraham, es decir, sacar nuestra esperanza de las promesas de Dios, tanto que si la obediencia lo requiere, podemos abandonar nuestra posesión más preciada, como Abraham entregó a Isaac.

No nos convertimos en herederos de las promesas de Abraham por medio de trabajar para Dios, sino estando confiados en que Dios obrará por nosotros. Romanos 4:20 dice: "[Abraham] se fortaleció en fe, dando gloria a Dios, plenamente convencido de que era también poderoso para hacer todo lo que había prometido". Es por eso que Abraham podía obedecer a Dios incluso cuando la obediencia parecía un callejón sin salida. Confiaba en Dios para hacer lo imposible.

La fe en las promesas de Dios, o como podríamos decir hoy, la fe en Cristo, que es la confirmación de las promesas de Dios, es la forma de convertirse en un hijo de Abraham. La obediencia es la evidencia de que la fe es genuina (Génesis 22:12-19), y por tanto Jesús dice en Juan 8:39: "Si fueseis hijos de Abraham, las obras de Abraham haríais".

Hijos de Abraham son todas las personas de todas las naciones que ponen su esperanza en Cristo y que, como Abraham en el monte Moriah, no dejan que sus más preciosas posesiones terrenales detengan su obediencia.

Tu que esperas en Cristo y le sigues en obediencia de fe, eres descendiente de Abraham, y heredero de las promesas de su pacto.

Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/who-are-the-children-of-abraham

La fe que magnifica la gracia. Devocional John Piper Solid Joys 01/06

Gálatas 2:21 "No desecho la gracia de Dios..."

Cuando era un muchacho pequeño, perdí pie en la playa en medio de las olas. Sentí como si fuese a ser arrastrado hacia el medio del océano en un instante.

Fue algo aterrador. Intenté orientarme y averiguar hacia donde era la superficie, pero no podía poner mis pies en el suelo y la corriente era demasiado fuerte para nadar. De todas maneras no era buen nadador.

En medio de mi pánico, solamente pensaba en una cosa ¿podría alguien ayudarme? Pero ni siquiera podía gritar estando debajo del agua.

Cuando sentí que la mano de mi padre agarraba mi brazo como una poderosa tenaza, fue la mejor sensación del mundo. Me rendí completamente a ser arrastrado por su fuerza. Me encantó ser levantado a su voluntad, no me resistí.

El pensamiento de que debía intentar hacer ver que la situación no era tan mala, o que debía de añadir mi fuerza a la del brazo de mi padre, ni siquiera pasó por mi mente. Todo lo que pensé fue ¡Sí!, ¡Te necesito! ¡Gracias! ¡Me encanta tu fuerza y tu iniciativa! ¡me encanta tu agarre! ¡eres increíble!

Con ese espíritu de afecto que se rinde, uno no puede presumir. A ese afecto que se rinde lo llamo "fe". Mi padre era la personificación de la gracia venidera que anhelaba cuando estaba bajo el agua. Esta es la fe que hace ver grande la gracia.

Mientras meditamos como vivir la vida cristiana, el mayor pensamiento debería ser: ¿cómo puedo magnificar la gracia de Dios en lugar de desecharla? Pablo responde esta pregunta en Gálatas 2:20-21: "20 Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, mas vive Cristo en mí; y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí. 21 No desecho la gracia de Dios..."

¿Por qué su vida no desecha la gracia de Dios? Porque vive por fe en el Hijo de Dios. La fe dirige la atención hacia la gracia y la magnifica, en lugar de desecharla.

Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/the-faith-that-magnifies-grace

La ganancia de servir a Dios. Devocional John Piper Solid Joys 31/05

2 Crónicas 12:8: "...Serán sus siervos; para que sepan lo que es servirme a mí, y que es servir a los reinos de las naciones"
Servir a Dios es algo completamente diferente de servir a nadie más.

Dios tiene mucho celo porque entendamos esto y lo disfrutemos. Por ejemplo nos ordena en Salmos 100:2 "Servid a Yahweh con alegría". Hay una razón para esa alegría, y se da en Hechos 17:25 donde dice "[Dios no] es honrado por manos de hombres, como si necesitase de algo; pues él es quien da a todos vida y aliento y todas las cosas".

Le servimos con alegría porque no tenemos la responsabilidad de suplir sus necesidades. En lugar de eso, nos regocijamos en un servicio en el que es Él quien cubre nuestras necesidades. Servir a Dios siempre significa recibir gracia de Dios.

Para mostrar el celo que tiene Dios en que nosotros entendamos esto y nos gloriemos en ello, hay una historia en 2 Crónicas 2. Roboam, el Hijo de Salomón, que gobernó el reino del sur después de la revuelta de las diez tribus, "dejó la ley del Señor" (12:1). Eligió no servir al Señor y entregó su servicio a otros dioses y otros reinos. Como juicio, Dios envió contra Roboam  a Sisac, rey de Egipto, con 1200 carros y 60.000 jinetes (12:3).

En misericordia, Dios envió al profeta Semaías a Roboam con este mensaje: "Así ha dicho Yahweh: Vosotros me habéis dejado, y yo también os he dejado en manos de Sisac" (12:5). El resultado feliz de este mensaje es que Roboam y sus príncipes se humillaron en arrepentimiento y dijeron: "Justo es Yahweh" (12:6).

Cuando el Señor vio que se habían humillado, dijo "Se han humillado; no los destruiré; antes los salvaré en breve, y no se derramará mi ira contra Jerusalén por mano de Sisac" (12:7). Pero como disciplina hacia ellos les dijo: "Pero serán sus siervos; para que sepan lo que es servirme a mí, y que es servir a los reinos de las naciones" (12:8).

La enseñanza está clara: servir a Dios es recibir, ser bendecidos, es un gozo y un beneficio.

Es por eso que tengo tanto celo por decir que la adoración del Domingo y la adoración de la obediencia diaria, no es en el fondo un dar por obligación a Dios, sino un gozoso recibir de Dios.

Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/the-gain-of-serving-god

Algo de lo que jactarse. Devocional John Piper Solid Joys 30/05

Efesios 2:8 "Porque por gracia sois salvos por medio de la fe..."
El Nuevo Testamento relaciona la fe y la gracia, para asegurarse de que no nos jactamos de lo que solamente consigue la gracia.

Uno de los versículos más familiares dice esto: "Porque por gracia sois salvos por medio de la fe..." (Efesios 2:8). Por gracia, por medio de la fe. Ahí está la correlación que salvaguarda la libertad de la gracia.

La fe es el acto de nuestra alma que nos hace volvernos de nuestra propia insuficiencia a los recursos gratuitos y totalmente suficientes de Dios. La fe se centra en la libertad de Dios para repartir gracia a los que no la merecen. Confía en la recompensa de Dios.

Por eso la fe, por su propia naturaleza, anula la jactancia y encaja con la gracia. A cualquier lugar que mire la fe, ve gracia detrás de cada acto que merezca alabanza. Así que no puede jactarse, excepto en el Señor.

Por tanto Pablo, después de decir que la salvación es por gracia por medio de la fe dice: " y esto no de vosotros, pues es don de Dios, no por obras, para que nadie se gloríe" (Efesios 2:8-9). La fe no puede jactarse de la bondad, competencia, o sabiduría humanas, porque la fe se centra en la gracia de Dios, que es libre y todo lo suple. Cualquier cosa buena que ve la fe, la ve como un fruto de la gracia.

Cuando mira a nuestra "sabiduría, justificación, santificación y redención" dice "El que se gloría, gloríese en el Señor" (1 Corintios 1:30-31).


Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/something-to-boast-about

Cuando Dios va contra su voluntad. Devocional John Piper Solid Joys 29/05

1 Samuel 2:25 "... Pero ellos no oyeron la voz de su padre, porque Yahweh había resuelto hacerlos morir"

Este texto tiene tres implicaciones para nuestras vidas:

1) Es posible pecar durante tanto tiempo, y tan gravemente, que el Señor no conceda el arrepentimiento.

Es por eso que Pablo dijo que, después de todos nuestros ruegos y enseñanzas "quizá Dios les conceda que se arrepientan" no "les concederá que se arrepientan" (2 Timoteo 2:25). Existe un "demasiado tarde" en una vida de pecado. Como dice de Esaú en Hebreos 12:17: "no hubo oportunidad para el arrepentimiento, aunque la procuró con lágrimas". Había sido desechado, no podía arrepentirse.

Esto no quiere decir que aquellos que de verdad se arrepienten, aunque sea después de una vida entera de pecado, no puedan ser salvados. Ciertamente pueden serlo, ¡y lo serán! Dios es asombrosamente misericordioso. Observemos al ladrón en la cruz. Lucas 23:43 dice: "hoy estarás conmigo en el paraíso".

2) Dios puede no permitir que una persona pecadora haga lo correcto.

"... Pero ellos no oyeron la voz de su padre, porque Yahweh había resuelto hacerlos morir". Lo correcto era escuchar la voz de su padre. Pero no lo hicieron. ¿Por qué? "Porque el Señor había resuelto hacerlos morir".

La razón que se da para que no obedeciesen a su padre es que Dios tenía otros propósitos para ellos, y que Él los había entregado al pecado y a la muerte. Esto muestra que hay veces en las que la voluntad del decreto de Dios es diferente de la voluntad revelada del mandamiento de Dios.

3) A veces nuestras oraciones porque se haga la voluntad revelada de Dios no se se efectuarán porque Dios ha decretado algo diferente por sus propósitos santos y sabios.

Supongo que Elí oró para que sus hijos cambiasen. Y es así como debía orar. Pero Dios había decretado que Ofni y Finees no obedecieran, sino que fuesen muertos.

Cuando sucede algo como esto (y no lo podemos conocer antes de tiempo), mientras estamos clamando a Dios por un cambio, la respuesta de Dios no es que no nos ame. Más bien la respuesta es "tengo propósitos santos y sabios para no vencer este pecado y no conceder el arrepentimiento. No los ves ahora, pero confía en mí. Yo se lo que estoy haciendo. Te amo".

Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/when-god-goes-against-his-will



La recompensa de la paciencia. Devocional John Piper Solid Joys 28/05

Génesis 50:20 "Vosotros pensasteis mal contra mí, mas Dios lo encaminó a bien, para hacer lo que vemos hoy, para mantener en vida a mucho pueblo"
La historia de José en los capítulos 37-50 de Génesis, es una gran lección sobre por qué deberíamos tener fe en la gracia venidera y soberana de Dios.

José es vendido a la esclavitud por sus hermanos, lo cual debió ser una prueba tremenda para su paciencia. Pero le dan un buen trabajo en la casa de Putifar. Luego, cuando está actuando rectamente en este lugar no planeado de obediencia, la mujer de Putifar miente acerca de su integridad y hace que lo echen en prisión. Otra gran prueba para su paciencia.

Pero de nuevo las cosas resultan bien, y el carcelero le da responsabilidad y respeto. Sin embargo, justo cuando piensa que va a obtener una recomendación del copero del faraón, cuyo sueño él había interpretado, el copero se olvida de él durante más de dos años.

Finalmente, el significado de todos estos desvíos y retrasos queda claro. José dice a sus hermanos, de los que separó por largo tiempo: "Dios me envió delante de vosotros, para preservaros posteridad sobre la tierra, y para daros vida por medio de gran liberación ... Vosotros pensasteis mal contra mí, mas Dios lo encaminó a bien, para hacer lo que vemos hoy, para mantener en vida a mucho pueblo" (Génesis 45:7; 50:20)

¿Cuál fue la clave para la paciencia de José durante todos estos largos años de exilio y abusos? La respuesta es la fe en la gracia venidera, la soberana gracia de Dios para hacer que el lugar no planeado y el tiempo no planeado se conviertan en el final más feliz que se pueda imaginar.

Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/the-payout-for-patience


Fe auténtica y fe falsa. Devocional John Piper Solid Joys 27/05

Hebreos 9:28 "Así también Cristo fue ofrecido una sola vez para llevar los pecados de muchos; y aparecerá por segunda vez, sin relación con el pecado, para salvar a los que le esperan"

La pregunta para todos nosotros es: ¿Estamos incluidos en los "muchos" cuyos pecados Jesús llevó? ¿Seremos salvos en su venida "para salvar"?

La respuesta de Hebreos 9:28 es: "Sí", si estamos esperándole. Sabemos que nuestros pecados han sido llevados y que estamos seguros en el juicio, si confiamos en Cristo de tal manera que nos hace estar expectantes por su venida.

Existe una fe falsa que afirma creer en Cristo, pero es solamente como un seguro contra incendios. La fe falsa "cree" solamente para escapar del infierno. No tiene un deseo real por Cristo. De hecho, preferiría que no viniese, para poder tener tanto de los placeres de este mundo como sea posible. Esto muestra que el corazón no está con Cristo, sino con el mundo.

Así que la cuestión para nosotros es ¿esperamos ansiosamente la venida de Cristo? ¿o queremos que espere mientras nuestra aventura amorosa con el mundo sigue su curso? Esa es la pregunta que prueba la autenticidad de la fe.

Así que seamos como los corintios que estaban, según 1 Corintios 1:7 "... esperando la manifestación de nuestro Señor Jesucristo", y como los Filipenses, con los que Pablo decía en Filipenses 3:20: "nuestra ciudadanía está en los cielos, de donde también esperamos al Salvador, al Señor Jesucristo".

Ese es el asunto. ¿Amamos su venida? ¿O amamos al mundo y esperamos que su venida no interrumpa nuestros planes mundanos? Todo depende de esa pregunta.

Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/authentic-vs-phony-faith

Fuerzas para esperar. Devocional John Piper Solid Joys 26/05

Colosenses 1:11 "Fortalecidos con todo poder, conforme a la potencia de su gloria, para toda paciencia y longanimidad"
La palabra adecuada es fuerza. El apóstol Pablo oró por la iglesia de Colosas, para que fuesen "Fortalecidos con todo poder, conforme a la potencia de su gloria, para toda paciencia y longanimidad". La paciencia es evidencia de fortaleza interior.

La gente impaciente es débil, y por tanto depende de apoyo externo, como de planes que salen bien y de circunstancias que apoyan sus débiles corazones. Sus explosiones de amenazas, juramentos, y críticas duras contra las circunstancias que fastidiaron sus planes no parecen ser débiles. Pero todo ese ruido es un disfraz para la debilidad. La paciencia requiere una tremenda fuerza interior.

Para los cristianos, esta fuerza viene de Dios. Es por eso que Pablo ora por los colosenses. Le pide a Dios que los fortalezca para tener la resistencia paciente que requiere la vida cristiana. Pero cuando él dice que la fuerza de la paciencia es "conforme a la potencia de la gloria de Dios", no quiere decir solamente que se requiera poder divino para hacer paciente a una persona. Quiere decir que la fe en este poder glorioso es el canal por el que llega el poder para ser pacientes.

La paciencia es, desde luego, un fruto del Espíritu Santo (Gálatas 5:22), pero el Espíritu Santo fortalece con todo su fruto a través de "oír con fe" (Gálatas 3:5). Por eso Pablo ora para que Dios nos conecte con "la potencia de su gloria", que fortalece la paciencia. Y esa conexión es la fe.

Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/strength-to-wait

El diseño de Dios en los desvíos. Devocional John Piper Solid Joys 25/05

Colosenses 3:17 "Y todo lo que hacéis, sea de palabra o de hecho, hacedlo todo en el nombre del Señor Jesús, dando gracias a Dios Padre por medio de él"
¿Te has preguntado alguna vez que está haciendo Dios cuando buscas en el lugar equivocado algo que perdiste y que necesitas mucho? Él sabe exactamente donde está, y está dejando que tú busques en el lugar equivocado.

Una vez necesitaba encontrar una cita para una nueva edición de mi libro Desiring God. Sabía que la había leído de Richard Wurmbrand. Creía que era en su libro de devocionales, Reaching Toward the Heights (alcanzando las alturas). Casi podía verla a mano derecha de la página. Pero no la encontraba.

Pero mientras estaba buscando, me llamó la atención una página, el devocional del 30 de Noviembre. Al leerlo me dije "esta era una de las razones por las que tenía que seguir buscando mi cita". En él había una historia que no era para mí, sino para los padres de niños con retraso.

Tener un hijo con retraso mental es como lugar en el lugar equivocado por algo que has perdido y no puedes encontrar. ¿Por qué? ¿Por qué? Esta fue la recompensa para mí en uno de esos momentos que creía desperdiciados. El devocional decía:

Catherine fue criada en un hogar para niños con retrasos mentales durante veinte años. Había tenido un retraso mental desde el principio y nunca había dicho ni una palabra, solo vegetaba. O bien se quedaba quieta mirando las paredes, o bien hacía movimientos anormales. Comer, beber y dormir: en eso consistía su vida entera. Parecía no tener contacto con la realidad que la rodeaba en absoluto. Tuvieron que amputarle una pierna. El personal le expresó sus mejores deseos, con la esperanza de que el Señor se la llevara pronto a su Presencia.

Un día el médico le pidió al director que se acercara con urgencia. Catherine estaba a punto de morir. Cuando ambos entraron en la habitación, no podían creer lo que estaban presenciando. Catherine estaba cantando himnos cristianos que había escuchado con anterioridad; había escogido solo aquellos que eran adecuados para cantar en el lecho de muerte. Repitió una y otra vez la canción en alemán que decía: «¿Dónde encontrará el alma su hogar y su descanso?». La cantó por media hora con el rostro transfigurado, luego partió de este mundo con calma.

(Extracto de The Best Is Still to Come, “Wuppertal: Sonne und Shild”).
Cantarle a esta niña discapacitada no fue una pérdida de tiempo.

¿Acaso hay algo que podamos hacer en el nombre de Cristo que en verdad sea inútil?

Mi búsqueda frustrada de lo que creía que necesitaba no fue un desperdicio. Cantar a un niño incapacitado no fue un desperdicio. Y ese desvío agonizante que no esperabas, no es un desperdicio. No lo es si miras al Señor, buscando su obra inesperada, y haces lo que debes hacer en su nombre (Colosenses 3:17). El Señor hace por aquellos que esperan en Él (Isaías 64:4).

Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/god-s-design-in-detours

La roca de tu seguridad. Devocional John Piper Solid Joys 24/05

2 Tesalonicenses 2:13: "... Dios os ha escogido desde el principio para salvación, mediante la santificación por el Espíritu"
Aunque no hablan de nuestra elección, hay decenas de pasajes en la Biblia que hablan de nuestra salvación final como algo condicional. Condicional a que nuestra vida y nuestro corazón cambie. La pregunta surge entonces: ¿Cómo puedo tener seguridad de que perseveraré en la fe y en la santidad necesaria para heredar la vida eterna?

La respuesta es que la seguridad tiene su raíz en nuestra elección (2 Pedro 1:10). La elección divina es la garantía de que Dios llevará a cabo la obra completa por su gracia santificante. Acabará lo que la gracia de la elección comenzó.

Este es el significado del nuevo pacto: Dios no solo ordena la obediencia, sino que la da. Deuteronomio 30:6 dice: "Y circuncidará Yahweh tu Dios tu corazón, y el corazón de tu descendencia, para que ames a Yahweh tu Dios con todo tu corazón y con toda tu alma, a fin de que vivas". Ezequiel 36:27 y 11:20 dice: "Y pondré dentro de vosotros mi Espíritu, y haré que andéis en mis estatutos".

La elección asegura que "todos los que justifica sean glorificados" (Romanos 8:30), de forma que todas las condiciones que se ponen para la glorificación, sean cumplidas por el poder de la gracia de Dios.

La elección es la base final de la seguridad, porque, como es el compromiso de Dios para salvar, también es el compromiso de Dios para proporcionar todo lo que es necesario para la salvación.

Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/the-bedrock-of-your-assurance

¿Vale la pena Cristo? Devocional John Piper Solid Joys 23/05

Lucas 14:26-27: "26 Si alguno viene a mí, y no aborrece a su padre, y madre, y mujer, e hijos, y hermanos, y hermanas, y aun también su propia vida, no puede ser mi discípulo. 27 Y el que no lleva su cruz y viene en pos de mí, no puede ser mi discípulo".
A Jesús no le preocupa ni le avergüenza decirnos lo "peor" desde el principio: el doloroso precio de ser un cristiano: aborrecer la familia (v. 26), llevar una cruz (v. 27), renunciar a las posesiones (v. 33). No existe letra pequeña en el pacto de gracia. Todo está en letras grandes y en negrita. No hay gracia barata, es muy costosa: ven y conviértete en mi discípulo.

Pero Satanás esconde su peor parte y muestra solamente lo mejor. Todo lo que de verdad importa en el trato con Satanás está en la letra pequeña, escondido en la página de atrás.

En la primera página, con letras grandes y marcadas están las palabras "No morirás" (Génesis 3:4), y como dice en Mateo 4:9: "Todo esto te daré, si postrado me adorares". Pero en la última página, con letra pequeña, tan pequeña que solamente lo puedes leer con la lupa de la Biblia, dice: "y después de estos placeres pasajeros, sufrirás conmigo por siempre en el infierno".

¿Por qué Jesús quiere mostrarnos lo "peor" junto con lo mejor, mientras Satanás solamente nos muestra lo mejor? Matthew Henry responde: "Satanás nos muestra lo mejor, pero esconde lo peor, porque lo mejor de él no puede contrarrestar lo peor, pero en Cristo, lo mejor contrarresta abundantemente lo peor".

El llamado de Jesús no es solamente para que suframos y nos neguemos a nosotros mismos, sino que primero que todo es un llamado a un banquete. Ese es el punto de la parábola que está en Lucas 14:16-24. Jesús también promete una resurrección gloriosa donde todas las pérdidas de esta vida serán compensadas (Lucas 14:14). También nos dice que nos ayudará a soportar las dificultades (Lucas 22:32), nos dice que nos dará el Espíritu Santo (Lucas 11:13). Nos promete que incluso si nos matan por el reino, "ni un solo cabello de nuestra cabeza perecerá" (Lucas 21:18)

Esto quiere decir que cuando nos sentamos para calcular el precio de seguir a Jesús, cuando pesamos lo "peor" y lo "mejor", Jesús vale la pena. Merece la pena abundantemente (ver Romanos 8:18).

Pero no pasa eso con Satanás. El pan robado es dulce, pero luego la boca se llena de cascajo (ver Proverbios 20:17)

Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/is-christ-worth-it

Jesús conoce sus ovejas. Devocional John Piper Solid Joys 22/05

Juan 10:27 "Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco, y me siguen"

Jesús conoce a los que son suyos. ¿En qué consiste este conocimiento?

Juan 10:3 tiene un paralelismo cercano con el versículo 27. Dice: "las ovejas oyen su voz; y a sus ovejas llama por nombre, y las saca".

Por tanto cuando Jesús dice "las conozco", como mínimo significa que conoce su nombre, es decir, que las conoce individualmente y de manera íntima. No son ovejas anónimas, perdidas en medio del rebaño.

El versículo 14 nos proporciona otra pista: "Yo soy el buen pastor; y conozco mis ovejas, y las mías me conocen, así como el Padre me conoce, y yo conozco al Padre"

Existe una similitud que es real entre la forma en que Jesús conoce a su Padre en el cielo y la forma en que conoce a sus ovejas. Jesús se ve a sí mismo en el Padre, y se ve a sí mismo en sus discípulos.

En cierto modo, Jesús reconoce su propio carácter en sus discípulos. Ve su propia marca en las ovejas.

Es como un esposo esperando a su esposa en el aeropuerto, que ve como las personas desembarcan del avión. Cuando ella aparece, la conoce, reconoce sus rasgos, se alegra al verla, y es a la única que abraza.

El apóstol Pablo lo dice así en 2 Timoteo 2:19: "Pero el fundamento de Dios está firme, teniendo este sello: Conoce el Señor a los que son suyos".

Es difícil exagerar el tremendo privilegio que es ser conocidos de manera personal, íntima y amorosa, por el Hijo de Dios. Es un regalo precioso para todas sus ovejas, y contiene en él la promesa de la vida eterna.

Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/jesus-knows-his-sheep

miércoles, 15 de abril de 2015

Dios obra para ti. Devocional John Piper Solid Joys 21/05

Salmos 121:1-3: "1 Alzaré mis ojos a los montes; ¿De dónde vendrá mi socorro? 2 Mi socorro viene de Yahweh, Que hizo los cielos y la tierra. 3 No dará tu pie al resbaladero, Ni se dormirá el que te guarda".

¿Necesitas ayuda? yo sí. ¿Dónde buscas tu ayuda?

Cuando el salmista levantó sus ojos a los montes y preguntó "¿De dónde vendrá mi socorro?" él responde: "Mi socorro viene de Yahweh". No de los montes, sino del Dios que creó los montes.

Así que se recordó a sí mismo dos grandes verdades: una es que Dios es un poderoso Creador, por sobre todos los problemas de la vida. La otra es que Dios nunca duerme.

Dios es un trabajador inagotable. Pensemos en Dios como un trabajador en nuestra vida. Si, es algo asombroso, ya que nos inclinamos a pensar en nosotros mismos como trabajadores en la vida de Dios. Pero la Biblia quiere que nos asombremos primero con el hecho de que Dios es un trabajador en nuestras vidas: "Ni nunca oyeron, ni oídos percibieron, ni ojo ha visto a Dios fuera de ti, que hiciese [trabaje] por el que en él espera" (Isaías 64:4).

Dios trabaja por nosotros a todas horas. No se toma días libres, y no duerme. De hecho, está tan dispuesto a trabajar por nosotros que busca más trabajo que hacer por la gente que confía en Él. 2 Crónicas 16:9 dice: "Porque los ojos de Yahweh contemplan toda la tierra, para mostrar su poder a favor de los que tienen corazón perfecto para con él".

A Dios le encanta mostrar su poder, sabiduría y bondad inagotable obrando por la gente que confía en Él. Jesús fue la forma principal en la que el Padre mostró esto: "El hijo del hombre no vino para ser servido, sino para servir" (Marcos 10:45). Jesús trabaja para sus seguidores. Les sirve.

Esto es lo que debemos creer, y creer de verdad, para regocijarnos siempre como dice Filipenses 4:4, y para dar gracias en todo (Efesios 5:20), para tener la "paz que sobrepasa todo entendimiento" (Filipenses 4:7), para no estar afanosos por nada (Filipenses 4:6), para aborrecer nuestras vidas en este mundo (Juan 12:25), y para amar a nuestro prójimo como a nosotros mismos (Mateo 22:39).

¡Que verdad!¡Que realidad! Dios está despierto todo el día y toda la noche para trabajar por aquellos que esperan en Él.

Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/god-works-for-you

Cómo aborrecer tu vida. Devocional John Piper Solid Joys 20/05

Juan 12:24-25: "24 De cierto, de cierto os digo, que si el grano de trigo no cae en la tierra y muere, queda solo; pero si muere, lleva mucho fruto.25 El que ama su vida, la perderá; y el que aborrece su vida en este mundo, para vida eterna la guardará"

"El que aborrece su vida en este mundo, para vida eterna la guardará" ¿Qué significa?

Como mínimo significa que no piensas demasiado en tu vida en este mundo. En otras palabras, no importa mucho lo que pase a tu vida en este mundo.

Si la gente habla bien de ti, no importa mucho.
Si te odian, no importa mucho.
Si tienes muchas cosas, no importa mucho.
Si tienes pocas, no importa mucho.
Si eres perseguido o dicen mentiras sobre ti, no importa mucho.
Si eres famoso o no lo eres, no importa mucho.
Si estás muerto, estas cosas no importan mucho.

Pero aun es más radical. Hay que elegir, no solo se trata de experiencias pasivas. Jesús sigue diciendo: "Si alguno me sirve, sígame" ¿Adonde? Él va hacia Getsemaní y hacia la cruz.

No es que Jesús esté diciendo simplemente: "Si las cosas van mal, no te angusties, ya que estás muerto de todas formas". Está diciendo "elige morir conmigo. Elige odiar tu vida en este mundo de la misma forma que yo he elegido la cruz".

Eso es lo que Jesús quería decir cuando dijo en Mateo 16:24: "Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, y tome su cruz, y sígame". Nos llama a elegir la cruz. Una persona solo puede hacer una cosa en una cruz. Morir. "Tome su cruz" significa, "haz como un grano de trigo, cae en el suelo y muere". Elígelo.

Pero ¿Por qué? por el bien de un compromiso radical con el ministerio. Hechos 20:24 dice: "Pero de ninguna cosa hago caso, ni estimo preciosa mi vida para mí mismo, con tal que acabe mi carrera con gozo, y el ministerio que recibí del Señor Jesús, para dar testimonio del evangelio de la gracia de Dios". Creo poder escuchar a Pablo decir: "no importa lo que me pase, si tan solo puedo vivir para la gloria de su gracia".


Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/how-to-hate-your-life

Lo que hace que Jesús se regocije. Devocional John Piper Solid Joys 19/05

Lucas 10:21 "En aquella misma hora Jesús se regocijó en el Espíritu, y dijo: Yo te alabo, oh Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque escondiste estas cosas de los sabios y entendidos, y las has revelado a los niños. Sí, Padre, porque así te agradó"
Este versículo es uno de los dos únicos en los que se dice en los Evangelios que Jesús se regocijó. Los setenta discípulos acababan de regresar de su gira de predicaciones e informaron de su éxito a Jesús.

Lucas escribe en el versículo 21: "En aquella misma hora Jesús se regocijó en el Espíritu, y dijo: Yo te alabo, oh Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque escondiste estas cosas de los sabios y entendidos, y las has revelado a los niños. Sí, Padre, porque así te agradó".

Observemos que los tres miembros de la Trinidad se regocijan: Jesús se está regocijando, pero dice que lo está haciendo en el Espíritu Santo. Creo que significa que el Espíritu Santo lo está llenando y haciéndolo regocijarse. Luego al final del versículo, se describe el agrado de Dios Padre. La Reina Valera traduce: "Sí, Padre, porque así te agradó".

¿Y en qué se regocija toda la Trinidad al unísono en este versículo? en el amor de Dios, que elige esconder las cosas de la élite intelectual y revelárselas a los niños. "Yo te alabo, oh Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque escondiste estas cosas de los sabios y entendidos, y las has revelado a los niños".

¿Y qué es lo que el Padre esconde a algunos y revela a otros? Lucas 10:22 da la respuesta: "nadie conoce quién es el Hijo sino el Padre". Así que lo que el Padre debe revelar es la verdadera identidad espiritual del Hijo.

Cuando los setenta discípulos regresan de su misión evangelística y dan su informe a Jesús, Él y el Espíritu Santo se regocijan en que Dios Padre ha elegido, de acuerdo con su buen agrado, revelar al Hijo a los niños, y esconderlo de los sabios.

El tema no es que haya solo ciertas clases de personas que son elegidas por Dios. El tema es que Dios es libre para elegir a los candidatos menos probables para su gracia.

Dios contradice lo que diría el mérito humano. Él esconde a los sabios y revela a los más impotentes e incapaces.

Cuando Jesús ve al Padre iluminando libremente y salvando a personas cuya única esperanza es la gracia libre, se alegra en el Espíritu Santo y se agrada de la elección de su Padre.

Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/what-makes-jesus-rejoice

La luz detrás de la luz. Devocional John Piper Solid Joys 18/05

Colosenses 3:1-2: "1 Si, pues, habéis resucitado con Cristo, buscad las cosas de arriba, donde está Cristo sentado a la diestra de Dios. 2 Poned la mira en las cosas de arriba, no en las de la tierra"
Jesucristo es refrescante. Huir de Él y dedicarse a un ocio sin Cristo, hace que el alma se seque.

Al principio puede parecer libertad y diversión escatimar la oración y descuidar la Biblia. Pero luego acabamos pagando: sensación de vacío, falta de fuerzas, debilidad ante el pecado, preocupación por trivialidades, relaciones superficiales, y una aterradora falta de interés en la adoración y las cosas del Espíritu.

No dejes que el verano haga que se encoja tu alma. Dios hizo el verano para ser un anticipo del cielo, no un sustituto.

Si el cartero te trae una carta de tu persona amada, no te enamores del cartero. No te vayas a enamorar del adelanto en vídeo, de forma que luego seas incapaz de amar la realidad que viene.

Jesucristo es el refrescante centro del verano. Él es preeminente en todas las cosas (Colosenses 1:18), incluyendo las vacaciones, picnics, los juegos, los largos paseos y las barbacoas. Él nos invita este verano diciendo: " Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar" (Mateo 11:28).

¿Le queremos? esa es la cuestión. Cristo se da a sí mismo a nosotros en proporción a cuánto queremos que sea nuestro refrigerio. Jeremías 29:13 dice: "y me buscaréis y me hallaréis, porque me buscaréis de todo vuestro corazón".

Las palabras de Pedro sobre este tema son: "Arrepentíos y convertíos, para que sean borrados vuestros pecados; para que vengan de la presencia del Señor tiempos de refrigerio" (Hechos 3:19). Arrepentirse no es solo darse la vuelta al pecado, sino también volverse al Señor con corazones abiertos, expectantes y sumisos.

¿Qué tipo de mentalidad veraniega es esta? es la de Colosenses 3:1-2: "1 Si, pues, habéis resucitado con Cristo, buscad las cosas de arriba, donde está Cristo sentado a la diestra de Dios. 2 Poned la mira en las cosas de arriba, no en las de la tierra".

¡La tierra es de Dios! es un adelanto en vídeo de la realidad, de lo que será el verano eterno cuando veamos "La ciudad no tiene necesidad de sol ni de luna que brillen en ella; porque la gloria de Dios la ilumina, y el Cordero es su lumbrera" (Apocalipsis 21:23).

El sol del verano simplemente apunta al sol que será. La gloria de Dios. El verano está hecho para ver y mostrar eso. ¿Quéremos tener ojos para verlo? Señor, déjanos ver la luz detrás de la luz.

Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/the-light-beyond-the-light

martes, 14 de abril de 2015

¿Por qué amamos a Dios?. Devocional John Piper Solid Joys 17/05

1 Juan 4:19 "Nosotros le amamos a él, porque él nos amó primero"
Ya que amar a Dios es la evidencia de que Él nos eligió y nos amó (Romanos 8:28, etc.), la seguridad de que Dios nos ama y nos eligió no puede ser la base de nuestro amor por Él. Nuestro amor por Él, que es evidencia de que nos eligió, es nuestro entendimiento espiritual de la gloria de Dios, que todo lo satisface.

Este amor no es principalmente la gratitud por un beneficio recibido, sino el reconocimiento y deleite de que recibirle producirá una gratitud desbordante. Este reconocimiento y deleite es, o debería ser atendido inmediatamente, de acuerdo con las Escrituras,  con la seguridad de que Él de hecho se entrega a sí mismo a nosotros para que lo disfrutemos eternamente.

El llamado del Evangelio (que Cristo murió por los pecadores, cree en Él y serás salvo), no es un llamado primeramente a creer que Él murió por nuestros pecados, sino que, debido a que es el tipo de Dios capaz de redimir a un coste tan alto, y que tiene tanta sabiduría y santidad, Él es digno de confianza y supone un reposo verdaderamente satisfactorio para todos nuestros anhelos.

Creer esto (es decir, sentir, comprender) , va seguido inmediatamente por la confianza en que somos salvos, y que Él murió por nosotros, ya que la promesa de salvación se da a aquellos que creen de esta forma.

El corazón del hedonismo cristiano está en el centro mismo de lo que es la fe salvadora, y en lo que significa realmente "recibir" a Cristo o amar a Dios.

Comparemos "Le amamos a él, porque él nos amó primero" (1 Juan 4:19). Esto puede significar que el amor de Dios nos capacita para amarle, a través de la encarnación, la expiación y la obra del Espíritu Santo, no que nuestro motivo para amar sea principalmente el que Dios nos valore mucho.

O puede significar que al contemplar y entender espiritualmente que Dios es el tipo de Dios que ama a los pecadores con una gracia tan asombrosa, y con unos medios tan impactantes, sabios y sacrificiales para expiar el pecado, somos atraídos a deleitarnos en este Dios por quien es Él, en lugar de entender la frase como que le amamos porque nos sentimos personal y particularmente elegidos por Él.

Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/why-we-love-god

El amor más libre. Devocional John Piper Solid Joys 16/05

Deuteronomio 10:14-15: "14 He aquí, de Yahweh tu Dios son los cielos, y los cielos de los cielos, la tierra, y todas las cosas que hay en ella. 15 Solamente de tus padres se agradó Yahweh para amarlos, y escogió su descendencia después de ellos, a vosotros, de entre todos los pueblos, como en este día"
El amor que elige de Dios, es absolutamente libre. Es un desbordar gracioso de su felicidad sin límites, guiado por su infinita sabiduría.

Deuteronomio 10:14-15 describe el deleite que Dios tiene al elegir a Israel de entre todos los pueblos de la tierra. Notemos dos cosas.

Primero, notemos el contraste entre los versículos 14 y 15. ¿Por qué Moisés describe la elección de Israel sobre el fondo de que Dios es propietario de todo el universo? ¿Por qué dice en el versículo 14, "de Dios son los cielos, la tierra, y todas las cosas que hay en ella", y luego dice en el versículo 15 "sin embargo Él os eligió para ser su pueblo"?

La razón parece ser que lo hace para eliminar cualquier noción de que Dios estaba de alguna forma limitado a elegir a este pueblo. Se trata de deshacer el mito de que cada pueblo tiene su propio dios, y que este dios tiene derecho a su propio pueblo, pero a ninguno más.

La verdad es que este es el único Dios verdadero. Tiene todo el conocimiento del universo y puede tomar cualquier pueblo que quiera para que sea su posesión especial.

Por eso la verdad inexpresablemente maravillosa para Israel, es que Él los eligió. No tenía que hacerlo. Tenía derechos y privilegios para escoger cualquier pueblo sobre la tierra para sus propósitos de redención.

Por tanto, cuando Él se autodenomina "su Dios", no quiere decir que está a la altura de los dioses de Egipto o los dioses de Canaán, ya que Él posee a esos dioses y a sus pueblos. Si le hubiese agradado, podría haber elegido a un pueblo totalmente diferente para cumplir sus propósitos.

La intención de poner los versículos 14 y 15 juntos de esta forma, es enfatizar la libertad y los derechos y autoridad universales de Dios.

La segunda cosa que debemos notar en el versículo 15, es la forma en que Dios ejerce su soberana libertad para "amar a los padres". Dice "Solamente de tus padres se agradó Yahweh para amarlos". Eligió libremente agradarse en amar a los padres.

El amor de Dios por los padres de Israel era libre y misericordioso, y no estaba limitado por nada que los padres fuesen en su origen o su virtud.

Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/the-freest-love

lunes, 13 de abril de 2015

¿Qué es la mansedumbre? Devocional John Piper Solid Joys 15/05

Mateo 5:5 "Bienaventurados los mansos, porque ellos recibirán la tierra por heredad".

La mansedumbre comienza cuando ponemos nuestra confianza en Dios. Entonces, como confiamos en Él, encomendamos a Él nuestro camino. Echamos nuestra ansiedad, frustraciones, planes, relaciones, trabajos y salud sobre Él.

Luego esperamos pacientemente en el Señor. Confiamos en su tiempo y su poder y su gracia, para obrar cosas en la mejor manera para su gloria y por nuestro bien.

El resultado de confiar en Dios y de echar nuestra ansiedad sobre Él, esperando pacientemente, es que no damos cabida a una ira rápida y ansiosa. En lugar de eso, damos lugar a la ira y dejamos nuestra causa en manos de Dios y dejamos que nos reivindique si Él así lo elige.

Y luego, como dice Santiago, en esta confianza tranquila, hemos de ser tardos para hablar y prontos para oír (Santiago 1:19). Nos hacemos razonables y abiertos a la corrección.

A la mansedumbre le encanta aprender, y considera preciosas las amonestaciones de un amigo. Y cuando debe decir una palabra crítica a una persona atrapada en el pecado o en el error, habla desde la profunda convicción de que puede fallar, de que es susceptible al pecado y de su profunda dependencia de la gracia de Dios.

La tranquilidad, vulnerabilidad y lo abierto de la mansedumbre, es algo muy hermoso y doloroso. Va contra todo lo que somos por nuestra naturaleza pecaminosa. Requiere una ayuda sobrenatural.

Si eres discípulo de Jesucristo, es decir, si confías en Él, encomiendas tu camino a Él, y esperas pacientemente en Él, Dios ya ha comenzado a ayudarte, y te ayudará aun más.

Y la forma principal en que te ayudará es asegurando a tu corazón que eres un coheredero de Jesucristo, y que el mundo y todo lo que hay en él es tuyo.

Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/what-is-meekness

Las ideas tienen consecuencias. Devocional John Piper Solid Joys 14/05

1 Timoteo 1:5 " ...el propósito de este mandamiento es el amor ..."
Victor Frankl fue encarcelado en los campos de concentración Nazi de Auschwitz y Dachau durante la Segunda guerra mundial. Era un profesor judío de neurología y siquiatría y obtuvo renombre mundial por su libro "La búsqueda de significado del hombre (Man's Search for Meaning)", que vendió más de ocho millones de copias.

En él explica la esencia de su filosofía, que luego de llamó Logoterapia. Esta filosofía afirma que el motivo más fundamental del ser humano es encontrar significado en la vida. Observó en los horrores de los campos que el hombre puede soportar casi cualquier "como" de la vida, si tiene un "por qué". Pero la cita de su libro que más me ha conmovido recientemente fue esta:

Estoy totalmente convencido de que los campos de gas de Auschwitz, Treblinka y Maidanek, no fueron diseñados en algún ministerio u otra dependencia de Berlín, sino más bien en los escritorios y salas de conferencias de los filósofos y científicos nihilistas. ("Victor Frankl at Ninety: An Interview", in First Things, Abril 1995, p. 41).

En otras palabras, las ideas tienen consecuencias que bendicen o destruyen. El comportamiento de la gente, sea bueno o malo, no sale de la nada. Viene de la visión de la realidad que está en la mente y que da fruto al bien y al mal.

Una de las formas en que la Biblia deja clara la verdad de que las ideas tienen consecuencias prácticas es diciendo cosas como: "Las cosas que se escribieron antes, para nuestra enseñanza se escribieron, a fin de que ... tengamos esperanza" (Romanos 15:4). Las ideas presentadas en las Escrituras producen la consecuencia práctica de la esperanza.

De nuevo, Pablo dice en 1 Timoteo 1:5: "...el propósito de este mandamiento es el amor ...". El impartir ideas mediante mandamientos, produce amor.

La esperanza y el amor no surgen de la nada. Surgen de las ideas, de las visiones de la realidad, reveladas en las Escrituras.

Otra forma en que las Escrituras nos muestran que las ideas tienen consecuencias es utilizando la palabra "pues". Por ejemplo en Romanos 5:1 "Justificados, pues, por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo" , en Romanos 8:1 "Ahora, pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús", o en Mateo 6:34 "Así [pues], no os afanéis por el día de mañana, porque el día de mañana traerá su afán. Basta a cada día su propio mal".

Si queremos vivir en el poder de estos "pues" prácticos, debemos dejarnos atrapar por las ideas, por las visiones de la realidad que van antes de ellos y que permanecen bajo ellos.

Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/ideas-have-consequences

En el fondo de todo. Devocional John Piper Solid Joys 13/05

Efesios 1:5: "en amor habiéndonos predestinado para ser adoptados hijos suyos por medio de Jesucristo, según el puro afecto de su voluntad"
La experiencia de Charles Spurgeon no está más allá de la capacidad de ningún cristiano ordinario.

Spurgeon (que vivió entre 1834 y 1892) fue un contemporáneo de George Mueller. Sirvió en el tabernáculo metropolitano de Londres por más de 30 años, y fue el pastor más famoso de su tiempo.

Sus predicaciones eran tan poderosas que la gente se convertía a Cristo cada semana. Sus sermones todavía se imprimen hoy en día, y para muchos es considerado un modelo de ganador de almas.

El recuerda una experiencia que tuvo a los dieciséis años que moldeó su vida y su ministerio durante toda su vida.

Cuando venía a Cristo, pensaba que lo estaba haciendo todo yo, y pensaba que buscaba fuertemente al Señor. No tenía ni idea que el Señor me estaba buscando. Creo que los jóvenes convertidos no se dan cuenta de esto al principio.

Puedo recordar el día y la hora en la que recibí estas verdades (la doctrina de la elección) en mi alma, cuando fueron, como dice John Bunyan, marcadas a fuego en mi corazón como si fuera con un hierro candente, y puedo recordar como sentí que había crecido de repente, que había pasado de ser un bebé a ser un hombre, que había hecho un gran progreso en el conocimiento escritural, al encontrar, de una vez por todas, esa pista de la verdad de Dios.
En la noche de cierta semana, estaba sentado en la casa de Dios, y no había pensado mucho acerca del sermón del predicador, porque no creía en él.

Entonces me vino el pensamiento. ¿Cómo te convertiste en cristiano? busqué al Señor. Pero ¿Cómo llegaste a buscar al Señor? La verdad  resplandeció en mi mente en un instante: no le habría buscado a Él, a menos que hubiese en mi mente una influencia previa para hacer que lo buscase. Pero yo oré, pensé, y entonces me pregunté a mi mismo ¿pero cómo llegaste a orar? fui impulsado a orar por leer las Escrituras. ¿Cómo llegué a leer las Escrituras? si que las leí, pero ¿qué me llevó a hacerlo?

Entonces, al momento, vi que Dios estaba en el fondo de todo, y que Él era el autor de mi fe, y así toda la dotrina de la gracia se abrió a mi entendimiento, y no me he apartado de esa doctrina hasta el día de hoy, y deseo hacer de ella mi constante confesión: "mi cambio se debe completamente a Dios".

Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/at-the-bottom-of-it-all

domingo, 12 de abril de 2015

¿Por qué debemos amar a los enemigos? Devocional John Piper Solid Joys 12/05

Lucas 6:27 "Amad a vuestros enemigos, haced bien a los que os aborrecen"

Existen dos razones principales por las que los cristianos deberían amar a sus enemigos y hacerles bien.

Una es que revela la forma de ser de Dios. Dios es misericordioso.

* Mateo 5:45 dice: "el hace salir su sol sobre malos y buenos, y que hace llover sobre justos e injustos".

* Salmos 103:10 dice: "No ha hecho con nosotros conforme a nuestras iniquidades, Ni nos ha pagado conforme a nuestros pecados".

* Efesios 4:32 dice: "Antes sed benignos unos con otros, misericordiosos, perdonándoos unos a otros, como Dios también os perdonó a vosotros en Cristo".

Por eso, cuando los cristianos vivimos de esta manera, mostramos algo de la forma de ser de Dios.

La segunda razón es que los corazones de los cristianos se satisfacen con Dios, y no son guiados por la ansiedad de venganza, la auto exaltación, el dinero o la seguridad terrenal.

Dios se ha convertido en nuestro tesoro que todo lo satisface, y por tanto no tratamos a nuestros adversarios dependiendo de nuestro propio sentido de necesidad o inseguridad, sino de nuestra propia plenitud con la satisfactoria gloria de Dios.

Hebreos 10:34 dice: "Porque de los presos también os compadecisteis, y el despojo de vuestros bienes sufristeis con gozo, sabiendo que tenéis en vosotros una mejor y perdurable herencia en los cielos". Lo que quita el impulso de venganza es nuestra profunda confianza en que este mundo no es nuestro hogar, y que Dios es nuestra recompensa completamente segura y satisfactoria.

Así que en estas dos razones para amar a nuestros enemigos, vemos lo principal: Dios se muestra como realmente es, como un Dios misericordioso, glorioso y satisfactorio.

La razón definitiva para ser misericordiosos es glorificar a Dios, hacer que Él se vea grande a los ojos de los hombres.

Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/why-we-should-love-our-enemies

Continúa con la comida. Devocional John Piper Solid Joys 11/05

Salmos 34:8 "Gustad, y ved que es bueno Yahweh"

A los que dicen que nunca han probado la gloria de Dios, yo les digo que si que han probado muchos de sus aperitivos.

¿Has mirado hacia arriba alguna vez? ¿Te han abrazado alguna vez? ¿Te has sentado cerca del calor de una hoguera? ¿Has caminado por los bosques, te has sentado en un lago o tumbado en una hamaca en verano? ¿Has tomado tu bebida favorita en un día caluroso o comido algo bueno?

Todo deseo es una invitación devota o distorsionada hacia la gloria del cielo.

Tu dices que no has probado la gloria de Dios. Yo te digo que has probado sus aperitivos, así que continúa con la comida.

Has visto sombras, mira la sustancia. Has caminado en los cálidos rayos del día, date la vuelta y mira al sol. Has escuchado los ecos de la gloria de Dios en todo lugar, sintoniza tu corazón con la música original.

El mejor lugar para sintonizar tu corazón es la cruz de Jesucristo. Juan 1:14 dice: "Vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre, lleno de gracia y de verdad".

Si quieres ver la demostración más concentrada de la gloria de Dios, mira hacia Jesús en los Evangelios, y especialmente a la cruz. Hacer esto centrará tus ojos y sintonizará tu corazón, despertando tus papilas gustativas para que puedas ver, escuchar y probar la gloria del Dios verdadero en todo lugar.

Fuiste creado para eso. Te ruego que no desperdicies tu vida. Dios te creó para conocer su gloria. Búscala con todo tu corazón  y sobre todas las cosas.

Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/go-on-to-the-meal