martes, 22 de abril de 2014

La Sencillez de un Par de Botones - Cuento Cristiano

Un hombre tenía dificultades para oír, pero no hasta el punto de que fuese necesario comprar un costoso audífono. Estaba cansado de pedir a la gente que hablasen más alto, así que se puso a pensar y llegó a una simple pero novedosa idea.

Ató dos botones pequeños a un hilo, y puso un botón en el bolsillo de su camisa y otro en su oreja. La gente, al ver el hilo que iba desde su bolsillo hasta su oreja, llegaba a la conclusión de que el hombre tenía problemas de audición, y sin decirles nada, le hablaban más alto.

El invento resultó ser simple, barato y efectivo.

La lección es que nunca debemos pasar por alto el poder de la sencillez.

2 Corintios 11:3

"Pero temo que, así como la serpiente con su astucia engañó a Eva, vuestras mentes sean desviadas de la SENCILLEZ Y PUREZA de la devoción a Cristo."

Gracias a Dios porque hizo el mensaje de salvación tan simple que toda la humanidad puede entenderlo

Basado en un post de Ray Comfort